25/02/16
Opinion Lacriba.net

“La tierra del olvido” apenas promociona sus alimentos

“En casa del herrero, cuchillo de palo”. Eso es lo que me ha pasado con mis cribas durante los dos últimos meses. Desde entonces hasta ahora, he pasado unas elecciones generales (sin tener aún Gobierno), las Navidades y el Año Nuevo, colaboraciones con antiguos y nuevos colegas, proyectos laborales, estudios y varios viajes transoceánicos.

Precisamente voy a contar qué me ocurrió, hace ya un tiempo, en uno de esos viajes: volaba con Avianca (línea aérea colombiana) y al subir al avión me recibió una pegadiza canción. En las pantallas ubicadas delante de cada asiento, se proyectaba el vídeo musical “La tierra del olvido”, un tema con más de 20 años del cantante colombiano Carlos Vives pero que en 2015 interpretaban otros artistas famosos de Colombia como Fonseca, Andrea Echeverri (Aterciopelados), el Cholo Valderrama, Fanny Lu, etc.

“La tierra del olvido” apenas promociona sus alimentos

Pincha para ver el vídeo “La tierra del olvido”

¡Enganchada me quedé al vídeo musical! No podía parar de verlo. ¡Qué alegría transmitía! ¡Qué ganas de vivir, de bailar y, sobre todo, de viajar! Porque los paisajes colombianos eran los auténticos protagonistas: el Parque del Tayrona, el Amazonas, los Llanos Orientales, el Nevado del Ruiz… Vamos, toda una campaña de promoción turística.

Tras verlo varias veces seguidas, lo que más me intrigó fue una mesa vacía que viajaba por todos estos parajes. ¿Qué significaría? Por ello, cuando llegué a casa, busqué el vídeo, lo visioné, lo escuché y busqué información al respecto.

Mi sorpresa fue mayúscula cuando leí en esta nota de prensa que el vídeo se realizó exclusivamente para la Feria de Expo Milán 2015 cuyo lema era “Alimentar el Planeta, energía para la vida”. “Esta historia muestra, además de sus envidiables recursos agrícolas, los diversos paisajes del país”, seguía la nota de prensa.

Entonces, esa mesa vacía que paseaba por todos los paisajes y que al final aparecía con varios alimentos ¿representa a Colombia y su oferta alimentaria? En la foto se llega apreciar azúcar, una sandía, una naranja y varias bebidas como zumos… ¡Alucinante!

¿Dónde están las frutas tropicales como la piña, el mango, la uchuva, los plátanos o bananos, las flores o la carne de ternera, entre otros?  (Hay que decir, que en el vídeo también aparece una mano llena de granos de café en verde, el producto estrella colombiano).

Desde luego, si el objetivo del vídeo era promocionar las producciones agropecuarias y los alimentos de Colombia, no lo consiguió. En su lugar, lo que sí fomenta es el turismo en el país… quizás porque sea más rentable.

“Nuestras mesas están invadidas de alimentos foráneos”, dice un folleto informativo del Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural de Colombia. Además, la continúa devaluación del peso colombiano dificulta todavía más las exportaciones. Aunque Colombia tiene otros problemas mayores: una producción agroalimentaria que no cubre las necesidades nacionales, una precaria red de infraestructuras viales para llevar dicha producción a los mercados nacionales e internacionales y, por consiguiente, una logística muy limitada para todo ello.

“Es difícil promocionar los alimentos de Colombia”, le comentaron a una amiga. Posiblemente porque para exportarlos todavía cuentan con demasiadas piedras en el camino.

Y a falta de alimentos, dará de comer el turismo. Al menos, el vídeo promocional seguro que hizo bailar a muchos en Expo Milán 2015 y su factura es mucho mejor que la de otras campañas españolas de promoción de alimentos que también hemos criticado desde aquí.

Y ahora, si te apetece, pincha la foto y disfruta del vídeo. Merece la pena.

9/12/15

A por el debate electoral agrario

En los últimos años, ¡cuánto han cambiado la relación entre los representantes agrarios y cualquier proceso electoral! Hace poco más de una década, cuando llamabas a los dirigentes de las organizaciones profesionales (nacionales o regionales) para preguntarles qué incluirían en los programas electorales, siempre tenía la sensación de que pillabas a alguno por sorpresa.

Ahora ya no; y casi todas las organizaciones profesionales agrarias nacionales ya han anunciado cuáles son sus prioridades políticas.

La primera en hacerlo fue UPA, quien a través del Foro Rural celebró un debate con políticos a los que les presentó sus propuestas. Dos semanas más tarde hizo lo propio COAG con la Plataforma Rural y su manifiestoVamos a plantar las urnas. Tambien Cooperativas Agro-alimentarias dio a conocer sus medidas más idóneas a ejecutar por el próximo gobierno, mientras que ASAJA Nacional no se ha manifestado, (aunque sí lo han hecho algunas de sus provinciales).

A por el debate electoral agrario

Sin embargo, en un país donde es más que notoria la falta de cultura a la hora de hacer debates políticos, es importante destacar que, por segunda vez, se vaya a llevar uno dedicado exclusivamente a agricultura, alimentación y medio ambiente. [Posiblemente, porque más que un debate será una mesa redonda y porque en ella los partidos políticos no se juegan tanto como cuando se enfrentan sus líderes].

El primero de estos debates lo organizó la Asociación de Ingenieros Agrónomos del Estado, Aniade, y se realizó en noviembre de 2011. Los partidos que participaron fueron PSOE, PP, IU y UPyD. Aunque ningún contrincante llegó a brillar con luz propia, quizás el más destacado fue el representante del PP, Miguel Arias Cañete, (quien a pesar de que debatía sobre agricultura, no tenía el menor interés en volver a capitanear dicho ministerio).

Cuatro años después los organizadores son los mismos, pero el tablero político ha cambiado: los cuatro partidos convocados al próximo debate electoral agrario son PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos.

El único que repite en el foro es el socialista Alejandro Alonso, la cabeza visible de Agricultura en el PSOE durante los últimos años, que, precisamente, hace unos meses anunció su retirada de la política. El PP estará representado por otro político muy veterano en el sector agrario y también en su partido, José Cruz Pérez Lapazarán.

Por parte de Ciudadanos estará el coordinador nacional del programa agrario, Eduardo González Gómez, de quien me aseguran que está formado en el agro y controla perfectamente los asuntos del sector primario. [Personalmente, me hubiera gustado más ver en acción a quien, según este reportaje, es asesor en materia agraria de Ciudadanos: Daniel Pérez, director general del Instituto de Cuestiones Agrarias y Medioambientales, ICAM, vinculado a ASAJA].

Y por Podemos participará la colaboradora en el programa de Medio Ambiente y Medio Rural, Teresa García Azcárate, una gran conocedora del sector agroalimentario y del medio rural, que físicamente no puede negar que es hermana de quien es, (Tomás García Azcárate).

Quizás me equivoque, pero con un veterano -pero trasnochado- representante del PP y uno en retirada del PSOE, los menos experimentados en la cosa política serán los que tengan que aportar el aire fresco a este debate. No conozco a Eduardo González, pero si Teresa García Azcárate hace honor a su apellido, puede que no deje tibio al personal, a pesar de que le toque la dura tarea de defender el escueto programa electoral de su partido en asuntos agrarios.

Porque eso será lo que tendrán que hacer: exponer y explicar las propuestas políticas del PP, PSOE, Ciudadanos y Podemos en Agricultura, Alimentación, Pesca y Medio Ambiente con el fin de convencer al auditorio de que sus ideas son las mejores para el desarrollo agrario y rural de nuestro país. 

¡Alea jacta est!

 

 

28/11/15
Opinion Lacriba.net

¿Por qué son noticia los agricultores universitarios y los neorrurales?

¡Qué gran desconocimiento hay del sector agrario y del medio rural! Esa es la conclusión a la que llego después de que El País Semanal publicara hace unos días un reportaje sobre los neorrurales que viven en nuestros pueblos “Conectados al campo” y que semanas antes se convirtiera en viral la carta de un joven agricultor que “le quita la boina” al agro.

Parece que decidir vivir en un pueblo tras residir en la ciudad o dedicarse a la agricultura por pura vocación siendo universitario es noticia… Sobre todo para quienes desconocen la realidad de nuestro medio rural, porque para quienes somos de un pueblo pequeño o estamos vinculados al sector agrario, estas historias son similares a otras que conocemos.

Obviamente, a ello ayudan -y hacen bien- las organizaciones profesionales agrarias, que desde hace un tiempo se esfuerzan por renovar la imagen del sector agrario y dar más protagonismo a sus Jóvenes Agricultores Sobradamente Preparados (“JASP”).

¿Por qué son noticia los agricultores universitarios y los neorrurales?

Marcos Garcés, universitario y joven agricultor.

Así, desde COAG se dió a conocer a Marcos Garcés, el joven turolense licenciando en Sociología y con estudios en Ciencias Políticas que, desde que se lanzara a escribir esta carta, ha ocupado varios espacios en la prensa nacional. UPA también presentó en este artículo a Javier Ramos, un agricultor extremeño licenciado en ADE y con un máster en Comercio Internacional. Y desde ASAJA, hace años que promocionan la figura de Paola del Castillo, una tarifeña licenciada en Historia del Arte, formada en ADE y presidenta de ASAJA Joven que gestiona una explotación ganadera.

El mundo cambia mucho y muy rápidamente y, aunque más despacio, esos cambios también llegan al sector agrario y a nuestros pueblos. Hoy día ya no es agricultor o agricultora “el que no vale para estudiar” (aunque se sigan dando casos). La mayoría de los jóvenes que deciden quedarse en las fincas familiares y ser empresarios agrarios lo hacen por verdadera vocación y, cada vez son más los que previamente se forman como ingenieros agrícolas o agrónomos (aunque hay estudios que afirman que la preparación de los agricultores españoles es inferior a la de otros europeos).

Por otra parte, creo que cada vez somos más (servidora incluida) los que consideramos que tener un pueblo es tener un tesoro y que “ser de provincias” es un lujo en lugar de algo despectivo. Le estamos dando la vuelta a la tortilla y a aquellas películas de Paco Martínez Soria, porque ahora tan cateto es el que se pierde en la gran capital, como el que sólo ve a los pollos en el supermercado.

La falta de conocimiento de la sociedad sobre nuestra agricultura y nuestro medio rural es evidente y, tristemente, suscita un interés más bien escaso. En un mundo dominado por el poder de las urbes es más que oportuno valorar tanto a quien ayuda a vertebrar el territorio como a quien produce los alimentos que tres veces al día nos llegan a la mesa.  

Por ello, (aunque a algunos no nos parezcan noticiosos) sean más que bienvenidas todas estas informaciones que ayudan a poner el foco de atención en una realidad que para muchos sigue siendo invisible.

13/11/15
Nuevas carteras agrarias: un veterano, tres repetidores y once novatos

Los proyectos “olvidados” de Cañete, Espinosa y Tejerina

¡Quién fuera ratoncillo en el Caserón de Atocha para buscar por sus rincones los proyectos “olvidados” de sus ministros! Sí, esos que durante sus respectivos mandatos nos machacan repetidamente, ocupan decenas de titulares, dan bastantes quebraderos de cabeza a funcionarios, asesores y demás personal del Ministerio de Agricultura y que, con el tiempo, se quedan en agua de borrajas.

Haciendo un escueto repaso desde comienzo de siglo y milenio, encontramos varios ejemplos que a los veteranos del agro seguro que les sonarán, ¡y mucho!

Los proyectos “olvidados” de Cañete, Espinosa y Tejerina

¿Recuerdan el empeño de Miguel Arias Cañete durante su primera legislatura en sacar un Libro Blanco de la Agricultura y el Desarrollo Rural? A lo largo de un par de años se celebraron multitud de encuentros, foros y reuniones, (13 sectoriales y 17 autonómicas) en las que participaron alrededor de 2.700 personas para terminar pariendo un documento del que, ¿alguien sabe algo?

Pese a que, quien lo desee, puede ojearlo a través de la página web del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, se desconoce si ha sido de ayuda o si, a día de hoy, casi 13 años después, dicho análisis todavía está vigente.

Con toda probabilidad, la sucesora de Miguel Arias Cañete, Elena Espinosa, no lo tuvo como libro de cabecera. Ella prefirió centrarse durante sus casi dos legislaturas en diseñar, lanzar y poner en funcionamiento la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural

Reunion-ley-de-desarrollo-s

Este proyecto fue ambicioso, muy complejo e innovador, ya que se quiso dar al desarrollo rural un enfoque horizontal, involucrando a otros ministerios como Educación, Sanidad, Fomento,… Aunque la normativa se aprobó en diciembre de 2007, apenas se había comenzado a desarrollar a finales de 2011, quedando en el recuerdo de muchos la infinidad de reuniones que convocaba la Dirección General de Desarrollo Rural, con Jesús Casas a la cabeza.

¿Y qué pasó con esta Ley? En teoría sigue vigente, pero en la práctica está muerta. Al regreso de Arias Cañete al Ministerio de Agricultura, se decidió dejarla aparcada en un rincón, sin nada de presupuesto, aduciendo que no era un prioridad del Gobierno del PP en momentos de fuerte crisis económica.

¿Alguien se atreve a adivinar cuál será el proyecto olvidado de la actual ministra Isabel García Tejerina? Aunque es obvio que falta perspectiva temporal para saberlo, de momento queda claro que su promesa de celebrar elecciones al campo no se ha cumplido y que la normativa que tiene que poner en marcha toda esta maquinaria tampoco está desarrollada.

Por su parte, confiemos en que uno de sus grandes objetivos, la Ley para mejorar el funcionamiento de la cadena agroalimentaria y la constitución del AICA se mantenga en el tiempo y sea apoyada por gobiernos venideros, sean del color que sean, al igual que la normativa de  fomento a la integración cooperativa.

A puertas de unas elecciones generales, ya ha habido quien ha hecho su balance positivo y negativo de la política agroalimentaria y rural del Gobierno de Rajoy. Pero cuando se usa una perspectiva más amplia que la de los últimos cuatro años, es evidente que todos los ministros establecen sus prioridades, dejando de lado grandes proyectos que quedan en esos rincones de Atocha a los que sólo tienen acceso los ratoncillos.

[Nota: Rosa Aguilar fue ministra de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino de octubre de 2010 a diciembre de 2011, tiempo en el que se centró en conseguir consensos sin llevar adelante ningún gran proyecto político].

14/10/15
Bandera de la UE

Arranca la nueva política europea sobre promoción de alimentos

Arranca la nueva política de promoción de alimentos europeos

El 13 de octubre ha sido la fecha elegida por la Comisión de Agricultura de la Unión Europea para hacer pública la nueva política de promoción de alimentos comunitarios que será efectiva a partir del próximo 1 de diciembre[Ver nota de prensa].

El asunto no es una cuestión baladí, no sólo por el importante presupuesto que lo respalda, si no porque es el resultado de un larguísimo debate y análisis que ha derivado en una ley europea o reglamento oficial —en concreto, el Reglamento 1144/2014 de octubre de 2014 sobre acciones de promoción de productos agrícolas en el mercado interior y en terceros países—.

Esta nueva política afecta y puede beneficiar a marchamos de calidad como DOP o IGP, aunque también a marcas que quieran promocionarse dentro de su estado o en terceros países, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos en la normativa y en la forma de promoción.

Largo proceso

Aunque ha sido el comisario Phil Hogan quien se ha colgado la medalla de este proyecto [anunciado reiteradamente, durante sus dos visitas a España] la iniciativa surgió de su predecesor, el comisario Dacian Ciolos.

En julio de 2011 ya se inició un estudio en la política de promoción con la publicación de un “Libro Verde sobre sobre la promoción y la información de los productos agrícolas como medida emblemática del refuerzo de la competitividad de la agricultura de la UE”. Y en marzo de 2012 la Comisión Europea presentó una Comunicación sobre “La promoción y la información de los productos agrícolas: una estrategia de elevado valor añadido europeo para promover los sabores de Europa”.

En ambos documentos ya se asientan los principales pilares que van a marcar esta nueva política: más ayudas económicas; estrategia común de comunicación; ampliación a los productos y a las organizaciones que pueden acceder a la promoción y simplificación de la burocracia.

En noviembre de 2013 se presentó un proyecto de reforma que se envió al Parlamento Europeo y al Consejo, y en octubre de 2014 estas dos últimas instituciones dieron luz verde al mencionado Reglamento 1144/2014 que se encontró con un Phil Hogan recién incorporado a su cargo.

Razones

Quien también se encontró con esta normativa prácticamente ultimada fue el actual director de Relaciones Multilaterales y Calidad de Productos Agroalimentarios de la Comisión Europea, el español Diego Canga Fano, que llegó a dicho cargo en julio del año pasado.

Según explicó en unas jornadas organizadas en Madrid el pasado 16 de septiembre por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, FIAB y Cooperativas Agroalimentarias, la reforma de esta política se debe a varias razones:

1º-Hacer frente a la competencia de productos agrícolas de terceros países: la supresión de las restituciones a la exportación, la globalización y la ampliación de los acuerdos de comercio de la Unión Europea con otras partes del mundo hacen preciso reforzar el valor de los alimentos europeos.

2º-“Equilibrar” el aumento de los costes de producción: las normas comunitarias de producción de alimentos son cada vez más estrictas, no sólo en seguridad alimentaria, si no también en preservación del medio ambiente. A ello hay que sumar el aumento de los inputs agrarios y el estancamiento de los precios de los alimentos.

3º-Desconocimiento de DOP o IGP: pese al considerable  incremento en los últimos años del número de estos marchamos de calidad alimentaria, sólo el 14% de los ciudadanos europeos los reconoce y saben qué significan.

Novedades

Las novedades que presenta la nueva política de promoción de alimentos europeos son suficientes como para que, quienes estén interesados en ella, analicen sucintamente tanto el reglamento como la ponencia expuesta por Diego Canga, puesto que se llega a concretar cómo deben integrar los logotipos de las marcas en la campaña global de promoción.

Lo que sí llama la atención es que, en un período de amplios recortes presupuestarios, el de la promoción alimentaria se incremente considerablemente, pasando de 61 millones de euros en 2013, a 111 en 2016 y 200 en 2019.

Asimismo, también hay que señalar que, cuando la unión de los estados europeos plantea dudas, el sector agroalimentario no es sólo el único que mantiene (más o menos) una Política Agraria Común, si no que sigue siendo el que más demuestra la necesidad de una Europa unida frente a terceros países.

Así que, ya sabes “Disfrútalo, es un producto europeo”. O lo que es lo mismo: “Enjoy, it’s from Europe”.

Nota: en este enlace puedes encontrar todo el desarrollo de la actual normativa sobre la promoción de alimentos europeos.

5/10/15
Los PDR de “corta y pega” para el período 2014-2020

El turismo rural español: pocas espigas y menos estrellas

Una adecuada certificación y clasificación de los establecimientos rurales ha sido uno de los retos históricos del turismo rural en nuestro país. Hace casi dos décadas, las comunidades autónomas comenzaron a hacer de su capa un sayo y comenzaron a certificar utilizando diferentes símbolos: hojas, encinas, espigas… El objetivo fue diferenciar la calidad de los establecimientos y certificar unos requisitos mínimos para evitar la competencia desleal en el sector.

El turismo rural español: pocas espigas y menos estrellas

Según cuenta el presidente de la Asociación Española de Turismo Rural, Asetur, Jesús Marco, tras solicitar a la administración española una normativa nacional que homologara todas estos símbolos y categorías y no obtener respuesta, la propia asociación puso en marcha en 2007 un sistema propio de clasificación. Francia fue el país que sirvió de inspiración —según Marco, tiene una amplia experiencia en el asunto— e incluso se imitó la espiga como el elemento que sirve para establecer las diferentes categorías.

Siete años después, en abril de 2014, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo acordó con las comunidades autónomas “el impulso de una clasificación común y homogénea para alojamientos rurales con el fin de realizar una promoción internacional más eficaz y eficiente”. Tras intensos debates, se acordó que el símbolo diferenciador serían unas estrellas verdes, para vincularlo con las clasificación tradicional de los establecimientos hoteleros y “no crear confusiones” a nivel internacional.

El turismo rural español: pocas espigas y menos estrellas

La polémica estuvo servida y una parte del sector inició un debate entre estrellas y espigas que todavía hoy colea.

¿Pero cuántos establecimientos rurales están certificados por uno u otro sistema de clasificación nacional?

De los 12.000 que hay en España, alrededor de 5.000 pertenecen a la Asociación Española de Turismo Rural, una cifra llamativa, ya que, según el Observatorio de Turismo Rural, el 57,3% de los propietarios de establecimientos rurales no pertenecen a ninguna asociación. Según apunta el presidente de Asetur, de esos 5.000 asociados, actualmente hay unos 1.300 clasificados mediante espigas (muchos de ellos en Cataluña, comunidad que ha preferido esta imagen a la propuesta por el Gobierno de España).

Respecto a la certificación de estrellas verdes, impulsada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, de momento se está implantando en Castilla León y en Extremadura, por lo que, se puede decir que el procseo casi está empezando.

Por otra parte, sobre la promoción internacional del turismo rural español cuesta encontrar el material difundido, puesto que la campaña ha sido on-line. Entre los anuncios más recientes de Turespaña que se pueden considerar como rurales, están los de La Rioja Alavesa, el Camino de Santiago, los Picos de Europa o Castilla La Mancha (se pueden ver en el canal de Youtube que posee el organismo nacional de turismo).

Es evidente que la certificación y clasificación de los establecimientos rurales españoles sigue siendo un reto, complicado de afrontar tras una crisis económica que también ha afectado al sector del turismo rural. “Han sido años muy flojos, aunque, poco a poco, vamos remontando”, apunta Jesús Marco de Asetur.

Por último, para obtener más información sobre la situación del sector en España, una buena opción es acudir al Observatorio de Turismo Rural, una iniciativa privada de investigación con la que se pretende generar conocimiento y aportar información sobre el turismo rural en España, tanto en su ámbito de la oferta (propietarios) como en el de la demanda (viajeros).

21/09/15

Vuelta al cole: un cese, una dimisión y ¡la leche!

Septiembre, mes de la vuelta al cole… ¡aunque no para todos! Desde la semana pasada, dos representantes de Agricultura y Medio Ambiente ya no ocupan sus cargos, al parecer, por decisiones personales.

Susana Magro

La primera ha sido la directora general de la Oficina Española del Cambio Climático, Susana Magro, cuyo cese fue publicado el pasado 12 de septiembre en el BOE. Según cuenta lainformación.com, más que cese, fue dimisión, causada por motivos personales y en un momento muy poco adecuado: la Conferencia de París, (meta establecida por la ministra en esta materia) está a la vuelta de la esquina y, posiblemente, no va a ser tarea fácil sustituir a la persona que ha encabezado este ámbito en toda la legislatura.

Vuelta al cole: un cese, una dimisión y ¡la leche!

El segundo ha sido el consejero de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de Extremadura, Santos Jorna, quien ha tenido que dejar el cargo por cuestiones de salud.

Durante los últimos años he sabido de operaciones importantes y tratamientos médicos que, temporalmente, han dejado fuera de juego a varios consejeros del agro, pero hasta el punto de tener que dejar el cargo, sólo conozco dos casos: el actual de Santos Jorna, y el de Federico García López, quien fue consejero de Agricultura de Aragón de julio a diciembre de 2011.

No hay que hacer leña del árbol caído. Por eso, el ex-presidente de Extremadura, José Antonio Monago (PP), ha recibido mil críticas por decir que su sucesor, Guillermo Fernández Vara (PSOE) “se precipitó” con el nombramiento de Jorna. Sin embargo, creo que hay que reconocer que, de partida, nuestros representantes deben estar al cien por cien, no sólo política o sectorialmente en el área que representan, si no también físicamente.

El ritmo de vida de un consejero resulta agotador: reuniones, viajes, ferias, congresos, fiestas del vino y del queso, aniversarios de empresas… En todos ellos deben hablar, relacionarse, ser hábiles en sus gestos y mensajes, y al menos probar los alimentos con los que son agasajados. Desde luego que no es picar en la mina, pero sí una vida muy poco ordenada para la que también se precisa estar a pleno rendimiento. Por ello,  cuando uno recibe la tentación [no sé si buena o mala] de ostentar un cargo de este tipo, creo debe ser honesto y saber si va a poder con todo lo que se le viene encima, en todos los sentidos.

Vuelta al cole: un cese, una dimisión y ¡la leche!

Los que sí tienen una buena encima, y desde hace bastante tiempo, son los ganaderos del sector lácteo que, por enésima vez, atraviesan un momento muy complejo y delicado. La ministra Isabel García Tejerina está deseando firmar un acuerdo en un par de días, aunque hay organizaciones agrarias que no lo tienen tan claro.

Ojalá los drones, esos vehículos aéreos no tripulados tan de moda, pudieran, no sólo ver desde el cielo, si no también  tener visión de futuro para resolver estas situaciones. Desde este blog ya comentamos que los drones son una tecnología que hay que analizar con prudencia, algo que esperamos que esté en línea con los dos eventos que se van a celebrar esta semana ¡y en menos de 150 kilómetros!: en Expodrónica de Zaragoza, y en Lleida Drone, en la Feria de Sant Miquel de Lleida.

Vuelta al cole: un cese, una dimisión y ¡la leche!

Lo que es seguro es que todos podremos digerir mejor la semana si seguimos los consejos de las dos últimas campañas de promoción lanzadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente: la del consumo de leche y productos lácteos y la de la Dieta Mediterránea “El color de nuestra mesa”, una dieta excepcional pese a que como afirma la FAO, llena más nuestras bocas que nuestros estómagos.

¡Buena semana!

11/09/15
Opinion Lacriba.net

Elecciones agrarias: la promesa incumplida de Isabel García Tejerina

“¿Esto es noticia?”. “¿Qué actualidad tiene?”. “¿Por qué quieres hablar ahora de elecciones agrarias?”. “¡No lo menees, no lo menees…!” Estas son las reacciones con las que me encontré cuando comencé a contactar con varias fuentes de información para hacer un artículo sobre las elecciones al campo.

Elecciones agrarias: la promesa incumplida de Isabel García Tejerina

Quería escribir sobre qué pensaban los representantes de varias organizaciones profesionales agrarias de un proceso que el ex ministro Miguel Arias Cañete lanzó con muchas ganas al inicio de la legislatura y que su sucesora, Isabel García Tejerina, finalmente no ha culminado —a pesar de que afirmó que sí lo haría—.

Sin embargo, la mayoría de las respuestas obtenidas me han demostrado que es un asunto sobre el que poco interesa hablar y que, casi me atrevería a decir, molesta. 

Mis fuentes tenían razón: esta información no es de actualidad. Pero, ¿seguro que no hay noticia? Yo diría que sí, sobre todo para quienes, de vez en cuando, nos gusta utilizar la memoria y hacer análisis.

¿Por qué quiero hablar de las elecciones agrarias? Porque fue un tema que calentó muchas cabezas y muchos ánimos (incluido el mío) cuando el ministro Miguel Arias Cañete, en un duro momento de crisis económica, se volcó en hacer una ley que nadie pedía sobre la representatividad de las organizaciones profesionales agrarias y que crea el Consejo Agrario.

Porque fue una iniciativa en la que se invirtió tiempo, trabajo y dinero de funcionarios, políticos y afectados… Finalmente, ¿para qué?

Porque es una normativa que, con toda seguridad, el equipo del actual Ministerio de Agricultura se colgará como medalla legislativa, a pesar de que, desde hace más de un año, dicha medalla no es más que papel mojado.

Un incumplimiento… y un alivio

Aunque fue el 26 de junio de 2014 cuando el Congreso de los Diputados le dio luz verde a esta Ley, su puesta en marcha todavía no ha sido efectiva a falta de reglamentos o reales decretos que la desarrollen. 

Esta situación quizás demuestre lo que muchos pensamos y dijimos en su momento: este proyecto, más que una necesidad del sector agrario ha sido una cabezonería de Cañete, puesto que, desde que dejó Atocha y puso un pie en Bruselas, el impulso de culminarla se desinfló.

Su sucesora, a pesar de que en un principio se quiso mojar en el charco de Cañete, finalmente ha optado por ser más práctica y pasar de lado para no salpicarse. Menos aún de cara a unas elecciones generales que se presentan muy complicadas.

Mucho he cribado y se ha debatido sobre las elecciones agrarias en este blog, contando a quién le interesaba celebrarlas y a quién no; cuestionando si era el momento apropiado para unos comicios que en muchas comunidades autónomas nunca se han celebrado ni se celebrarán; planteando dudas sobre una Ley que presentaba pocas garantías electorales. [Ver artículos: Elecciones agrarias: democracia para el campo VS el desquite de CañeteElecciones agrarias… qué será, será? (I)Elecciones agrarias… qué será, será (II)].

Ahora, cuando ya se hace balance del trabajo hecho en los últimos cuatro años, las elecciones agrarias quedan como una promesa incumplida de García Tejerina.

Inclumplimiento con el que, por otra parte, muchos respiran aliviados

10/08/15
Los PDR de “corta y pega” para el período 2014-2020

El protagonismo de “lo rural” en el nombre de las consejerías agrarias

Si hay algo que destaca en las nuevas consejerías responsables del sector agrario es el protagonismo de “lo rural” en el nombre de las mismas. Bien como “desarrollo” o como “medio”, lo rural aparece en la nomenclatura de ocho de las 13 nuevas consejerías, en ocasiones por delante de Agricultura e incluso, haciéndola desaparecer, como ocurre en Aragón, donde la cartera agraria se llama “Desarrollo Rural y Sostenibilidad”.

Agricultor activo, derechos de pago único, años de referencia… las dudas de la PAC

Andalucía, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura, Cantabria, Navarra y Asturias, todas gobernadas por partidos o coaliciones de izquierdas, son las que han apostado por darle esta relevancia a lo rural, mientras que las comunidades gobernadas por el Partido Popular son más conservadoras y mantienen el término Agricultura en sus departamentos —como sucede en la Región de Murcia, Castilla y León, La Rioja y la Comunidad de Madrid—.

La excepción que modifica esta regla son las consejerías de las comunidades autónomas isleñas, ya que en las Baleares (donde gobierna el PSOE con el apoyo de Podemos y Més) y Canarias (donde el Ejecutivo está en manos de Coalición Canaria gracias al apoyo socialista), las áreas que se responsabilizan del sector agrario se denominan, respectivamente, Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, y Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas.

Precedentes

Hace varias legislaturas, lo rural y las políticas destinadas a su desarrollo (algunas vinculadas con el Segundo Pilar de la PAC) aparecían en los organigramas de los gobiernos autonómicos en forma de dirección general, incluida en Agricultura, Medio Ambiente, o Territorio… Incluso había ejecutivos que lo encajaban en varias consejerías, puesto que los Programas de Desarrollo Rural de la PAC se aplican tanto al sector agroalimentario como al ambiental.

Extremadura fue la pionera en crear una Consejería de Desarrollo Rural durante la última legislatura presidida por el socialista Juan Carlos Ibarra (2003-2007). Diferenciada de Agricultura y Medio Ambiente, y dirigida por Javier López Iniesta, la idea no debió de cuajar demasiado y desapareció en la siguiente legislatura, presidida ya por Guillermo Fernández Vara.

Fue el segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno de España el que fusionó el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con el de Medio Ambiente bajo el revolucionario nombre de Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Aunque no se supo muy bien de dónde surgió la idea de dar este giro en la nomenclatura de lo que siempre había sido Agricultura y Medio Ambiente, en su momento se rumoreó que respondía a un deseo de la que fuera vicepresidenta socialista, María Teresa Fernández de la Vega. Tras la victoria del Partido Popular en las elecciones generales de finales de 2011, el caserón de Atocha recuperó su conservador nombre de Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

¿Evolución?

Durante la vigencia del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino fueron muchas las voces descontentas por la desaparición del término Agricultura del organigrama del Gobierno de España. Argumentaban que eliminarlo le quitaba protagonismo a un sector que es fundamental para la economía nacional.

Sin embargo, otras voces abogan por la teoría de incluir Agricultura y Ganadería dentro de lo rural, —puesto que el agroalimentario es el principal sector económico que sigue desarrollando nuestros pueblos— mientras unos terceros defienden que el término “Alimentación” es el mejor define la cartera que trabaja por las producciones agrarias.

Tras la irrupción de “lo rural” en el nombre de ocho de las 17 consejerías agrarias de España, agricultores y ganaderos siguen sin ver con buenos ojos que sus sectores queden opacos en las instituciones que los representan.

El tiempo dirá si se trata de un giro definitivo de que el agro forme parte de lo rural, o una cuestión de forma que diferencia a progresistas y conservadores.

29/07/15
Nuevas carteras agrarias: un veterano, tres repetidores y once novatos

Nuevas carteras agrarias: un veterano, tres repetidores y once novatos

Con la conformación del Gobierno de Asturias se ha puesto punto final a la configuración de los 14 ejecutivos regionales renovados tras las elecciones autonómicas de 2015 (incluida Andalucía). De este modo, al frente de las nuevas carteras agrarias se encuentra un veterano, tres repetidores y once novatos (entre estos último también está el conseller de Cataluña, que se estrena después de que los partidos que gobernaban la Generalitat rompieran su relación).

Así, a partir de septiembre, en la mesa de las conferencias sectoriales y consejos consultivos que celebra el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Magrama, se sentarán once rostros nuevos,  frente a seis que se mantienen —entre ellos los de la gallega Rosa Quintana y la vasca Ana Isabel Oregui, cuyas regiones no han celebrado comicios—.

El más veterano de todos es el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de La Rioja, Iñigo Nagore, (PP) quien comienza su tercera legislatura al frente de un departamento que conoce al dedillo, puesto que antes de dirigirlo ya fue director general del mismo.

Entre los repetidores, se encuentra la consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente de la Región de Murcia, Adela Martínez-Cachá, (PP) —quién llegó al cargo cien días antes de las elecciones, tras la dimisión del histórico Antonio Cerdá—; la de Desarrollo Rural y Recursos Naturales de Asturias, María Jesús Álvarez, (PSOE) [menos mal que al nombre de la Consejería le han quitado el término “agroganadería” ¡¡no admitido en el diccionario de la RAE!!]; y el cántabro (del Partido Regionalista) Jesús Oria, quien vuelve al frente de Medio Rural, Pesca y Alimentación de la mano de su presidente Miguel Angel Revilla, con quien también fue consejero de Ganadería, Agricultura y Pesca en la legislatura 2007-2011.

Los novatos

Nuevas carteras agrarias: un veterano, tres repetidores y once novatos

De entre los novatos, son más los que poseen un perfil más técnico que político. Entre los primeros destaca el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Aragón, Joaquin Olona, que ha entrado como independiente en un gobierno formado por PSOE y Chunta Aragonesista.

La titular de la consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, recupera un área que en la pasada legislatura se quedó dentro de Vicepresidencia. Como Olona, Cebrián posee un perfil eminentemente técnico y amplio, tanto en agricultura como en medio ambiente, y su nombramiento es una apuesta política de Compromís.

Entre los técnicos también se encuentra el actual consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla La Mancha, Francisco Martínez Arroyo.  Su último cargo estuvo en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, aunque cuenta con experiencia en Bruselas y también en el Gobierno manchego, ya que fue director general del último gobierno de José María Barreda.

El conseller balear de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vinceç Vidal, posee un considerable currículum académico en materia ambientalista, mientras que el catalán Jordi Ciuraneta suma a su condición de empresario agrario y defensor del cooperativismo, su pertenencia, desde hace tiempo, a Convergencia Democrática de Cataluña.

Por último, la consejera de Desarrollo Rural, Administración Local y Medio Ambiente de Navarra, Isabel Elizalde, cuenta con una amplia experiencia en desarrollo rural, el área que ha copado el nombre de casi todos los departamentos de Agricultura

Por otra parte, con un perfil más político que técnico, la actual consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha tenido la oportunidad de adquirir cierto “halo agrario” tras  ser presidenta del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA) durante casi nueve meses.

Algo similar le ocurre al nuevo titular de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de Extremadura, Santos Jorna, quien, aunque de formación es abogado, su paso por la alcaldía de Arroyo de la Luz durante dos legislaturas, le hace conocer los problemas y retos del sector agrario y sus pueblos.

En Castilla León, Milagros Marcos, ha dejado de ser la titular de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para dirigir la de Agricultura y Ganadería; y en Canarias el joven senador de Coalición Canaria, Narvay Quintero, se ha despedido de Madrid para en sus islas dirigir el área de Agricultura del Gobierno canario.

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha recuperado la dirección general de Agricultura y Ganadería (como prometió su presidenta del PP, Cristina Cifuentes) y a su cargo está fuera alcalde del Soto del Real y secretario general de la Federación de Municipios de Madrid, José Luis Sanz Vicente.

En fin, muchas caras nuevas y, salvo excepciones, con bastante bagaje agroalimentario y rural, lo que sin duda enriquecerá los debates de las conferencias sectoriales y los consejos consultivos que Atocha retomará a partir de septiembre.