14/10/15
Bandera de la UE

Arranca la nueva política europea sobre promoción de alimentos

Arranca la nueva política de promoción de alimentos europeos

El 13 de octubre ha sido la fecha elegida por la Comisión de Agricultura de la Unión Europea para hacer pública la nueva política de promoción de alimentos comunitarios que será efectiva a partir del próximo 1 de diciembre[Ver nota de prensa].

El asunto no es una cuestión baladí, no sólo por el importante presupuesto que lo respalda, si no porque es el resultado de un larguísimo debate y análisis que ha derivado en una ley europea o reglamento oficial —en concreto, el Reglamento 1144/2014 de octubre de 2014 sobre acciones de promoción de productos agrícolas en el mercado interior y en terceros países—.

Esta nueva política afecta y puede beneficiar a marchamos de calidad como DOP o IGP, aunque también a marcas que quieran promocionarse dentro de su estado o en terceros países, siempre y cuando cumplan con los requisitos establecidos en la normativa y en la forma de promoción.

Largo proceso

Aunque ha sido el comisario Phil Hogan quien se ha colgado la medalla de este proyecto [anunciado reiteradamente, durante sus dos visitas a España] la iniciativa surgió de su predecesor, el comisario Dacian Ciolos.

En julio de 2011 ya se inició un estudio en la política de promoción con la publicación de un “Libro Verde sobre sobre la promoción y la información de los productos agrícolas como medida emblemática del refuerzo de la competitividad de la agricultura de la UE”. Y en marzo de 2012 la Comisión Europea presentó una Comunicación sobre “La promoción y la información de los productos agrícolas: una estrategia de elevado valor añadido europeo para promover los sabores de Europa”.

En ambos documentos ya se asientan los principales pilares que van a marcar esta nueva política: más ayudas económicas; estrategia común de comunicación; ampliación a los productos y a las organizaciones que pueden acceder a la promoción y simplificación de la burocracia.

En noviembre de 2013 se presentó un proyecto de reforma que se envió al Parlamento Europeo y al Consejo, y en octubre de 2014 estas dos últimas instituciones dieron luz verde al mencionado Reglamento 1144/2014 que se encontró con un Phil Hogan recién incorporado a su cargo.

Razones

Quien también se encontró con esta normativa prácticamente ultimada fue el actual director de Relaciones Multilaterales y Calidad de Productos Agroalimentarios de la Comisión Europea, el español Diego Canga Fano, que llegó a dicho cargo en julio del año pasado.

Según explicó en unas jornadas organizadas en Madrid el pasado 16 de septiembre por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, FIAB y Cooperativas Agroalimentarias, la reforma de esta política se debe a varias razones:

1º-Hacer frente a la competencia de productos agrícolas de terceros países: la supresión de las restituciones a la exportación, la globalización y la ampliación de los acuerdos de comercio de la Unión Europea con otras partes del mundo hacen preciso reforzar el valor de los alimentos europeos.

2º-“Equilibrar” el aumento de los costes de producción: las normas comunitarias de producción de alimentos son cada vez más estrictas, no sólo en seguridad alimentaria, si no también en preservación del medio ambiente. A ello hay que sumar el aumento de los inputs agrarios y el estancamiento de los precios de los alimentos.

3º-Desconocimiento de DOP o IGP: pese al considerable  incremento en los últimos años del número de estos marchamos de calidad alimentaria, sólo el 14% de los ciudadanos europeos los reconoce y saben qué significan.

Novedades

Las novedades que presenta la nueva política de promoción de alimentos europeos son suficientes como para que, quienes estén interesados en ella, analicen sucintamente tanto el reglamento como la ponencia expuesta por Diego Canga, puesto que se llega a concretar cómo deben integrar los logotipos de las marcas en la campaña global de promoción.

Lo que sí llama la atención es que, en un período de amplios recortes presupuestarios, el de la promoción alimentaria se incremente considerablemente, pasando de 61 millones de euros en 2013, a 111 en 2016 y 200 en 2019.

Asimismo, también hay que señalar que, cuando la unión de los estados europeos plantea dudas, el sector agroalimentario no es sólo el único que mantiene (más o menos) una Política Agraria Común, si no que sigue siendo el que más demuestra la necesidad de una Europa unida frente a terceros países.

Así que, ya sabes “Disfrútalo, es un producto europeo”. O lo que es lo mismo: “Enjoy, it’s from Europe”.

Nota: en este enlace puedes encontrar todo el desarrollo de la actual normativa sobre la promoción de alimentos europeos.

5/10/15
Los PDR de “corta y pega” para el período 2014-2020

El turismo rural español: pocas espigas y menos estrellas

Una adecuada certificación y clasificación de los establecimientos rurales ha sido uno de los retos históricos del turismo rural en nuestro país. Hace casi dos décadas, las comunidades autónomas comenzaron a hacer de su capa un sayo y comenzaron a certificar utilizando diferentes símbolos: hojas, encinas, espigas… El objetivo fue diferenciar la calidad de los establecimientos y certificar unos requisitos mínimos para evitar la competencia desleal en el sector.

El turismo rural español: pocas espigas y menos estrellas

Según cuenta el presidente de la Asociación Española de Turismo Rural, Asetur, Jesús Marco, tras solicitar a la administración española una normativa nacional que homologara todas estos símbolos y categorías y no obtener respuesta, la propia asociación puso en marcha en 2007 un sistema propio de clasificación. Francia fue el país que sirvió de inspiración —según Marco, tiene una amplia experiencia en el asunto— e incluso se imitó la espiga como el elemento que sirve para establecer las diferentes categorías.

Siete años después, en abril de 2014, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo acordó con las comunidades autónomas “el impulso de una clasificación común y homogénea para alojamientos rurales con el fin de realizar una promoción internacional más eficaz y eficiente”. Tras intensos debates, se acordó que el símbolo diferenciador serían unas estrellas verdes, para vincularlo con las clasificación tradicional de los establecimientos hoteleros y “no crear confusiones” a nivel internacional.

El turismo rural español: pocas espigas y menos estrellas

La polémica estuvo servida y una parte del sector inició un debate entre estrellas y espigas que todavía hoy colea.

¿Pero cuántos establecimientos rurales están certificados por uno u otro sistema de clasificación nacional?

De los 12.000 que hay en España, alrededor de 5.000 pertenecen a la Asociación Española de Turismo Rural, una cifra llamativa, ya que, según el Observatorio de Turismo Rural, el 57,3% de los propietarios de establecimientos rurales no pertenecen a ninguna asociación. Según apunta el presidente de Asetur, de esos 5.000 asociados, actualmente hay unos 1.300 clasificados mediante espigas (muchos de ellos en Cataluña, comunidad que ha preferido esta imagen a la propuesta por el Gobierno de España).

Respecto a la certificación de estrellas verdes, impulsada por el Ministerio de Industria, Energía y Turismo, de momento se está implantando en Castilla León y en Extremadura, por lo que, se puede decir que el procseo casi está empezando.

Por otra parte, sobre la promoción internacional del turismo rural español cuesta encontrar el material difundido, puesto que la campaña ha sido on-line. Entre los anuncios más recientes de Turespaña que se pueden considerar como rurales, están los de La Rioja Alavesa, el Camino de Santiago, los Picos de Europa o Castilla La Mancha (se pueden ver en el canal de Youtube que posee el organismo nacional de turismo).

Es evidente que la certificación y clasificación de los establecimientos rurales españoles sigue siendo un reto, complicado de afrontar tras una crisis económica que también ha afectado al sector del turismo rural. “Han sido años muy flojos, aunque, poco a poco, vamos remontando”, apunta Jesús Marco de Asetur.

Por último, para obtener más información sobre la situación del sector en España, una buena opción es acudir al Observatorio de Turismo Rural, una iniciativa privada de investigación con la que se pretende generar conocimiento y aportar información sobre el turismo rural en España, tanto en su ámbito de la oferta (propietarios) como en el de la demanda (viajeros).

21/09/15

Vuelta al cole: un cese, una dimisión y ¡la leche!

Septiembre, mes de la vuelta al cole… ¡aunque no para todos! Desde la semana pasada, dos representantes de Agricultura y Medio Ambiente ya no ocupan sus cargos, al parecer, por decisiones personales.

Susana Magro

La primera ha sido la directora general de la Oficina Española del Cambio Climático, Susana Magro, cuyo cese fue publicado el pasado 12 de septiembre en el BOE. Según cuenta lainformación.com, más que cese, fue dimisión, causada por motivos personales y en un momento muy poco adecuado: la Conferencia de París, (meta establecida por la ministra en esta materia) está a la vuelta de la esquina y, posiblemente, no va a ser tarea fácil sustituir a la persona que ha encabezado este ámbito en toda la legislatura.

Vuelta al cole: un cese, una dimisión y ¡la leche!

El segundo ha sido el consejero de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de Extremadura, Santos Jorna, quien ha tenido que dejar el cargo por cuestiones de salud.

Durante los últimos años he sabido de operaciones importantes y tratamientos médicos que, temporalmente, han dejado fuera de juego a varios consejeros del agro, pero hasta el punto de tener que dejar el cargo, sólo conozco dos casos: el actual de Santos Jorna, y el de Federico García López, quien fue consejero de Agricultura de Aragón de julio a diciembre de 2011.

No hay que hacer leña del árbol caído. Por eso, el ex-presidente de Extremadura, José Antonio Monago (PP), ha recibido mil críticas por decir que su sucesor, Guillermo Fernández Vara (PSOE) “se precipitó” con el nombramiento de Jorna. Sin embargo, creo que hay que reconocer que, de partida, nuestros representantes deben estar al cien por cien, no sólo política o sectorialmente en el área que representan, si no también físicamente.

El ritmo de vida de un consejero resulta agotador: reuniones, viajes, ferias, congresos, fiestas del vino y del queso, aniversarios de empresas… En todos ellos deben hablar, relacionarse, ser hábiles en sus gestos y mensajes, y al menos probar los alimentos con los que son agasajados. Desde luego que no es picar en la mina, pero sí una vida muy poco ordenada para la que también se precisa estar a pleno rendimiento. Por ello,  cuando uno recibe la tentación [no sé si buena o mala] de ostentar un cargo de este tipo, creo debe ser honesto y saber si va a poder con todo lo que se le viene encima, en todos los sentidos.

Vuelta al cole: un cese, una dimisión y ¡la leche!

Los que sí tienen una buena encima, y desde hace bastante tiempo, son los ganaderos del sector lácteo que, por enésima vez, atraviesan un momento muy complejo y delicado. La ministra Isabel García Tejerina está deseando firmar un acuerdo en un par de días, aunque hay organizaciones agrarias que no lo tienen tan claro.

Ojalá los drones, esos vehículos aéreos no tripulados tan de moda, pudieran, no sólo ver desde el cielo, si no también  tener visión de futuro para resolver estas situaciones. Desde este blog ya comentamos que los drones son una tecnología que hay que analizar con prudencia, algo que esperamos que esté en línea con los dos eventos que se van a celebrar esta semana ¡y en menos de 150 kilómetros!: en Expodrónica de Zaragoza, y en Lleida Drone, en la Feria de Sant Miquel de Lleida.

Vuelta al cole: un cese, una dimisión y ¡la leche!

Lo que es seguro es que todos podremos digerir mejor la semana si seguimos los consejos de las dos últimas campañas de promoción lanzadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente: la del consumo de leche y productos lácteos y la de la Dieta Mediterránea “El color de nuestra mesa”, una dieta excepcional pese a que como afirma la FAO, llena más nuestras bocas que nuestros estómagos.

¡Buena semana!

11/09/15
Opinion Lacriba.net

Elecciones agrarias: la promesa incumplida de Isabel García Tejerina

“¿Esto es noticia?”. “¿Qué actualidad tiene?”. “¿Por qué quieres hablar ahora de elecciones agrarias?”. “¡No lo menees, no lo menees…!” Estas son las reacciones con las que me encontré cuando comencé a contactar con varias fuentes de información para hacer un artículo sobre las elecciones al campo.

Elecciones agrarias: la promesa incumplida de Isabel García Tejerina

Quería escribir sobre qué pensaban los representantes de varias organizaciones profesionales agrarias de un proceso que el ex ministro Miguel Arias Cañete lanzó con muchas ganas al inicio de la legislatura y que su sucesora, Isabel García Tejerina, finalmente no ha culminado —a pesar de que afirmó que sí lo haría—.

Sin embargo, la mayoría de las respuestas obtenidas me han demostrado que es un asunto sobre el que poco interesa hablar y que, casi me atrevería a decir, molesta. 

Mis fuentes tenían razón: esta información no es de actualidad. Pero, ¿seguro que no hay noticia? Yo diría que sí, sobre todo para quienes, de vez en cuando, nos gusta utilizar la memoria y hacer análisis.

¿Por qué quiero hablar de las elecciones agrarias? Porque fue un tema que calentó muchas cabezas y muchos ánimos (incluido el mío) cuando el ministro Miguel Arias Cañete, en un duro momento de crisis económica, se volcó en hacer una ley que nadie pedía sobre la representatividad de las organizaciones profesionales agrarias y que crea el Consejo Agrario.

Porque fue una iniciativa en la que se invirtió tiempo, trabajo y dinero de funcionarios, políticos y afectados… Finalmente, ¿para qué?

Porque es una normativa que, con toda seguridad, el equipo del actual Ministerio de Agricultura se colgará como medalla legislativa, a pesar de que, desde hace más de un año, dicha medalla no es más que papel mojado.

Un incumplimiento… y un alivio

Aunque fue el 26 de junio de 2014 cuando el Congreso de los Diputados le dio luz verde a esta Ley, su puesta en marcha todavía no ha sido efectiva a falta de reglamentos o reales decretos que la desarrollen. 

Esta situación quizás demuestre lo que muchos pensamos y dijimos en su momento: este proyecto, más que una necesidad del sector agrario ha sido una cabezonería de Cañete, puesto que, desde que dejó Atocha y puso un pie en Bruselas, el impulso de culminarla se desinfló.

Su sucesora, a pesar de que en un principio se quiso mojar en el charco de Cañete, finalmente ha optado por ser más práctica y pasar de lado para no salpicarse. Menos aún de cara a unas elecciones generales que se presentan muy complicadas.

Mucho he cribado y se ha debatido sobre las elecciones agrarias en este blog, contando a quién le interesaba celebrarlas y a quién no; cuestionando si era el momento apropiado para unos comicios que en muchas comunidades autónomas nunca se han celebrado ni se celebrarán; planteando dudas sobre una Ley que presentaba pocas garantías electorales. [Ver artículos: Elecciones agrarias: democracia para el campo VS el desquite de CañeteElecciones agrarias… qué será, será? (I)Elecciones agrarias… qué será, será (II)].

Ahora, cuando ya se hace balance del trabajo hecho en los últimos cuatro años, las elecciones agrarias quedan como una promesa incumplida de García Tejerina.

Inclumplimiento con el que, por otra parte, muchos respiran aliviados

10/08/15
Los PDR de “corta y pega” para el período 2014-2020

El protagonismo de “lo rural” en el nombre de las consejerías agrarias

Si hay algo que destaca en las nuevas consejerías responsables del sector agrario es el protagonismo de “lo rural” en el nombre de las mismas. Bien como “desarrollo” o como “medio”, lo rural aparece en la nomenclatura de ocho de las 13 nuevas consejerías, en ocasiones por delante de Agricultura e incluso, haciéndola desaparecer, como ocurre en Aragón, donde la cartera agraria se llama “Desarrollo Rural y Sostenibilidad”.

Agricultor activo, derechos de pago único, años de referencia… las dudas de la PAC

Andalucía, la Comunidad Valenciana, Castilla-La Mancha, Aragón, Extremadura, Cantabria, Navarra y Asturias, todas gobernadas por partidos o coaliciones de izquierdas, son las que han apostado por darle esta relevancia a lo rural, mientras que las comunidades gobernadas por el Partido Popular son más conservadoras y mantienen el término Agricultura en sus departamentos —como sucede en la Región de Murcia, Castilla y León, La Rioja y la Comunidad de Madrid—.

La excepción que modifica esta regla son las consejerías de las comunidades autónomas isleñas, ya que en las Baleares (donde gobierna el PSOE con el apoyo de Podemos y Més) y Canarias (donde el Ejecutivo está en manos de Coalición Canaria gracias al apoyo socialista), las áreas que se responsabilizan del sector agrario se denominan, respectivamente, Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, y Agricultura, Ganadería, Pesca y Aguas.

Precedentes

Hace varias legislaturas, lo rural y las políticas destinadas a su desarrollo (algunas vinculadas con el Segundo Pilar de la PAC) aparecían en los organigramas de los gobiernos autonómicos en forma de dirección general, incluida en Agricultura, Medio Ambiente, o Territorio… Incluso había ejecutivos que lo encajaban en varias consejerías, puesto que los Programas de Desarrollo Rural de la PAC se aplican tanto al sector agroalimentario como al ambiental.

Extremadura fue la pionera en crear una Consejería de Desarrollo Rural durante la última legislatura presidida por el socialista Juan Carlos Ibarra (2003-2007). Diferenciada de Agricultura y Medio Ambiente, y dirigida por Javier López Iniesta, la idea no debió de cuajar demasiado y desapareció en la siguiente legislatura, presidida ya por Guillermo Fernández Vara.

Fue el segundo mandato de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Gobierno de España el que fusionó el ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación con el de Medio Ambiente bajo el revolucionario nombre de Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino.

Aunque no se supo muy bien de dónde surgió la idea de dar este giro en la nomenclatura de lo que siempre había sido Agricultura y Medio Ambiente, en su momento se rumoreó que respondía a un deseo de la que fuera vicepresidenta socialista, María Teresa Fernández de la Vega. Tras la victoria del Partido Popular en las elecciones generales de finales de 2011, el caserón de Atocha recuperó su conservador nombre de Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente.

¿Evolución?

Durante la vigencia del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino fueron muchas las voces descontentas por la desaparición del término Agricultura del organigrama del Gobierno de España. Argumentaban que eliminarlo le quitaba protagonismo a un sector que es fundamental para la economía nacional.

Sin embargo, otras voces abogan por la teoría de incluir Agricultura y Ganadería dentro de lo rural, —puesto que el agroalimentario es el principal sector económico que sigue desarrollando nuestros pueblos— mientras unos terceros defienden que el término “Alimentación” es el mejor define la cartera que trabaja por las producciones agrarias.

Tras la irrupción de “lo rural” en el nombre de ocho de las 17 consejerías agrarias de España, agricultores y ganaderos siguen sin ver con buenos ojos que sus sectores queden opacos en las instituciones que los representan.

El tiempo dirá si se trata de un giro definitivo de que el agro forme parte de lo rural, o una cuestión de forma que diferencia a progresistas y conservadores.

29/07/15
Nuevas carteras agrarias: un veterano, tres repetidores y once novatos

Nuevas carteras agrarias: un veterano, tres repetidores y once novatos

Con la conformación del Gobierno de Asturias se ha puesto punto final a la configuración de los 14 ejecutivos regionales renovados tras las elecciones autonómicas de 2015 (incluida Andalucía). De este modo, al frente de las nuevas carteras agrarias se encuentra un veterano, tres repetidores y once novatos (entre estos último también está el conseller de Cataluña, que se estrena después de que los partidos que gobernaban la Generalitat rompieran su relación).

Así, a partir de septiembre, en la mesa de las conferencias sectoriales y consejos consultivos que celebra el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Magrama, se sentarán once rostros nuevos,  frente a seis que se mantienen —entre ellos los de la gallega Rosa Quintana y la vasca Ana Isabel Oregui, cuyas regiones no han celebrado comicios—.

El más veterano de todos es el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente de La Rioja, Iñigo Nagore, (PP) quien comienza su tercera legislatura al frente de un departamento que conoce al dedillo, puesto que antes de dirigirlo ya fue director general del mismo.

Entre los repetidores, se encuentra la consejera de Agua, Agricultura y Medio Ambiente de la Región de Murcia, Adela Martínez-Cachá, (PP) —quién llegó al cargo cien días antes de las elecciones, tras la dimisión del histórico Antonio Cerdá—; la de Desarrollo Rural y Recursos Naturales de Asturias, María Jesús Álvarez, (PSOE) [menos mal que al nombre de la Consejería le han quitado el término “agroganadería” ¡¡no admitido en el diccionario de la RAE!!]; y el cántabro (del Partido Regionalista) Jesús Oria, quien vuelve al frente de Medio Rural, Pesca y Alimentación de la mano de su presidente Miguel Angel Revilla, con quien también fue consejero de Ganadería, Agricultura y Pesca en la legislatura 2007-2011.

Los novatos

Nuevas carteras agrarias: un veterano, tres repetidores y once novatos

De entre los novatos, son más los que poseen un perfil más técnico que político. Entre los primeros destaca el consejero de Desarrollo Rural y Sostenibilidad de Aragón, Joaquin Olona, que ha entrado como independiente en un gobierno formado por PSOE y Chunta Aragonesista.

La titular de la consellería de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, recupera un área que en la pasada legislatura se quedó dentro de Vicepresidencia. Como Olona, Cebrián posee un perfil eminentemente técnico y amplio, tanto en agricultura como en medio ambiente, y su nombramiento es una apuesta política de Compromís.

Entre los técnicos también se encuentra el actual consejero de Agricultura, Medio Ambiente y Desarrollo Rural de Castilla La Mancha, Francisco Martínez Arroyo.  Su último cargo estuvo en el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, aunque cuenta con experiencia en Bruselas y también en el Gobierno manchego, ya que fue director general del último gobierno de José María Barreda.

El conseller balear de Medio Ambiente, Agricultura y Pesca, Vinceç Vidal, posee un considerable currículum académico en materia ambientalista, mientras que el catalán Jordi Ciuraneta suma a su condición de empresario agrario y defensor del cooperativismo, su pertenencia, desde hace tiempo, a Convergencia Democrática de Cataluña.

Por último, la consejera de Desarrollo Rural, Administración Local y Medio Ambiente de Navarra, Isabel Elizalde, cuenta con una amplia experiencia en desarrollo rural, el área que ha copado el nombre de casi todos los departamentos de Agricultura

Por otra parte, con un perfil más político que técnico, la actual consejera de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Carmen Ortiz, ha tenido la oportunidad de adquirir cierto “halo agrario” tras  ser presidenta del Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera de Andalucía (IFAPA) durante casi nueve meses.

Algo similar le ocurre al nuevo titular de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de Extremadura, Santos Jorna, quien, aunque de formación es abogado, su paso por la alcaldía de Arroyo de la Luz durante dos legislaturas, le hace conocer los problemas y retos del sector agrario y sus pueblos.

En Castilla León, Milagros Marcos, ha dejado de ser la titular de la Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades para dirigir la de Agricultura y Ganadería; y en Canarias el joven senador de Coalición Canaria, Narvay Quintero, se ha despedido de Madrid para en sus islas dirigir el área de Agricultura del Gobierno canario.

Por su parte, la Comunidad de Madrid ha recuperado la dirección general de Agricultura y Ganadería (como prometió su presidenta del PP, Cristina Cifuentes) y a su cargo está fuera alcalde del Soto del Real y secretario general de la Federación de Municipios de Madrid, José Luis Sanz Vicente.

En fin, muchas caras nuevas y, salvo excepciones, con bastante bagaje agroalimentario y rural, lo que sin duda enriquecerá los debates de las conferencias sectoriales y los consejos consultivos que Atocha retomará a partir de septiembre.

13/07/15

Lorenzo Ramos: “Los seguros agrarios deben ser como antes de la crisis”

“Los seguros agrarios deben ser como antes de la crisis. Se ha cambiado la forma de trabajar y debemos recuperarlos y potenciarlos. Queremos contar con una herramienta que nos responda y que no falle cuando tengamos que echar mano de ella”. Esta fue una de las peticiones y afirmaciones más contundentes que lanzó el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, el pasado 9 de julio en la entrega de los Premios de la Fundación Estudios Rurales.

Petición que recogió la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, quien puso la pelota en el tejado de los recientemente elegidos gobiernos regionales: “Opino como usted, son las comunidades autónomas quienes deben solucionar la financiación de los seguros agrarios”, añadió.

Y es que, según Ramos, la crisis económica ha debilitado el apoyo a esta herramienta en la que España es un referente mundial, algo que se echa en falta en años como el actual, cuando las riadas han inundado muchas tierras durante el invierno, y los calores de la primavera y el verano están mermando considerablemente las cosechas.

Sin embargo, este no fue la cuestión debatida en la jornada, que se centró en la explicación de la nueva Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la Cadena alimentaria.

García Tejerina señaló, una vez más, que se trata de una normativa “pionera en Europa y exportable. La Unión Europea nos estudia como modelo”.

Por su parte, el director de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) José Miguel Herrero, insistió en que cualquier transacción de productos agrarios debe realizarse a través de “un contrato por escrito con precio y plazo de cobro. Nuestro compromiso es claro: es una ley que tiene que cambiar las relaciones comerciales”. Algo que, a tenor de los comentarios realizados, va a costar porque este tipo de prácticas no son habituales.

Menor asistencia

Lorenzo Ramos: “Los seguros agrarios deben ser como antes de la crisis”

Como viene ocurriendo en años anteriores, la entrega de los Premios de la Fundación Estudios Rurales sirve, asimismo, para la presentación del Anuario de UPA 2015. En esta ocasión la publicación está dedicada a la nueva normativa de la cadena alimentaria y, curiosamente, el evento no contó con tanto público como en otros ejercicios —ni siquiera con la llegada de la ministra y todo su séquito—.

Entre los asistentes hubo caras habituales como la del investigador y director del anuario Eduardo Moyano; los catedráticos de la Universidad Politécnica de Valencia José María Álvarez-Coque y Raúl Compés o los representantes del Foro Mundial Rural.

También veteranos políticos del agro vinculados al PSOE, (como el exministro Carlos Romero, el diputado manchego Alejandro Alonso o Manuel Ariza); y algunos recién nombrados altos cargos, (como el consejero extremeño de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Santos Jorna, o el secretario de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comunidad Valenciana, Francisco Rodríguez Mulero).

Una amplia representación de la prensa especializada tampoco quiso perderse esta cita que, en cierto modo, marca el fin de los multitudinarios actos agrarios antes de iniciar las vacaciones de verano.

22/06/15
Dieta mediterránea

La dieta mediterránea llena muchas bocas y pocos estómagos

La dieta mediterránea llena muchas bocas pero pocos estómagos. Esto es lo que se puede deducir del informe realizado por la FAO y el Centro Internacional de Altos Estudios Agronómicos Mediterráneos (CIHEAM) en el que se “examina los efectos negativos de los cambios en las pautas alimentarias en el Mediterráneo y se pide un programa de acción en apoyo de dietas más sostenibles”.

¡Y eso que la dieta mediterránea es una de las más reconocidas y alabadas del mundo!

La dieta mediterránea llena muchas bocas pero pocos estómagos

Dicho estudio (presentado en Expo Milano 2015) evidencia lo que ya se podía intuir simplemente observando los usos y costumbres de la sociedad actual: “la globalización, la comercialización de alimentos y los cambios en los estilos de vida están alterando los patrones de consumo en el Mediterráneo, dejando atrás frutas y legumbres y orientándose más hacia la carne y productos lácteos”. —A ello, habría que añadir el incremento en las sociedades avanzadas del norte del Mediterráneo del consumo de platos precocinados o comida rápida y el sedentarismo—.

En contraste, frente a la obesidad y el incremento de enfermedades cardiovasculares en algunos estados del Mediterréno, la FAO señala que en muchos países del sur del Mare Nostrum todavía se sigue luchando contra la subalimentación y el retraso del crecimiento en niños menores de cinco años.

Esta es la cara y la cruz de la afamada dieta mediterránea, a la que dicho estudio añade otro punto más vinculado con la agricultura: el cambio de los cultivos tradicionales en la Cuenca del Mediterráneo por otros de otras zonas del mundo. “Las estimaciones sugieren que hoy tan sólo se sigue produciendo en la región un 10 por ciento de las variedades de cultivos tradicionales, habiendo sido sustituidas muchas de ellas por un número limitado de cultivos no nativos mejorados”, señalan en esta nota de prensa  de la FAO. 

Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad

En 2010, la Unesco reconoció la dieta mediterránea como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad. No sólo por sus beneficios para la salud o por su amplia gastronomía, sino porque alrededor de la dieta mediterránea hay un cultura de comer juntos, compartir alimentos, comunicarse, transmitir tradiciones, agrupar a gentes de diferentes edades y condiciones sociales…

El logro de este reconocimiento de debió al empeño del entonces Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino dirigido por Elena Espinosa. Durante su etapa al frente del caserón de Atocha, su cartera apoyó considerablemente a la Fundación Dieta Mediterránea creada, más o menos, en 2005 y con sede en Barcelona.

Actualmente, el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, sigue siendo patrono de dicho organismo, por lo que el pasado mes de mayo participó en la presentación del Observatorio Mundial de la Dieta Mediterránea.

Sin duda, a tenor del reciente informe de la FAO, tanto la Fundación como el Observatorio de la Dieta Mediterránea tienen por delante un considerable reto de recuperar adeptos no sólo de una forma de alimentarse, sino de un sistema de vida que, según los entendidos, es uno de los más saludables del mundo.

15/06/15

Una semana sin desperdicio en la actualidad agroalimentaria

Acaba de terminar una semana sin desperdicio en la actualidad agroalimentaria, con noticias de todo tipo y color.

La primera, cronológicamente, —y que ha inspirado el titular de esta crónica— fue la presentación de la campaña “Semana de Reducción de Desperdicios” bajo el lema “Yo aprovecho y ¿tú?”. El conjunto de actuaciones desarrolladas pertenecen a la estrategia del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente “Más alimento, menos desperdicio”, se han llevado a cabo en ciudades como Madrid, Cuenca, Córdoba, Tarragona, Teruel o Expo Milano 2015, y se han difundido a través de medios de comunicación y redes sociales.

La segunda noticia, —y que más chicha informativa ha aportado—, ha sido la visita a España del comisario europeo de Agricultura y Desarrollo rural, Phil Hogan. Si no me equivoco, creo que es la primera vez que un dirigente del agro europeo viene dos veces nuestro país ¡en menos de cinco meses!, y no en viajes relámpagos, precisamente. [La primera vez que Hogan visitó España como comisario fue a finales del pasado mes de febrero].

En esta ocasión, el comisario se ha prodigado por las tierras de la ministra Isabel García Tejerina, participando en las VI Jornadas Agrarias de El Norte de Castilla y conociendo algunos de los frutos del campo castellano-leonés de la mano de la Bodega Protos.

En un año pluri-electoral como el actual y de cara a la traca final de las generales, García Tejerina ha querido dejar claro, tanto en Valladolid como en Madrid, que no sólo sabe de agricultura, sino que cuenta con fuertes apoyos en Bruselas, donde se cocina el agro europeo y nacional.

Quizás sorprenda que comisarios europeos se brinden a apoyar políticamente a colegas de otros estados miembro; aunque no hay que olvidar que ellos también son políticos. Además, la veda de este tipo de actuaciones ya la abrió el predecesor de Hogan, el rumano Dacian Ciolos, quien, a pocas semanas de las elecciones municipales de 2011, tras visitar Madrid, hizo un extraño tour más políticamente correcto que técnico, a Burgos y a La Rioja.

Una semana sin desperdicio en información agroalimentaria

Por su parte, el irlandés, además de mostrar su apoyo a nuestra ministra en tierras castellanas, tuvo su correspondiente maratón en Madrid, donde el jueves participó en el Foro Nueva Economía (aquí su discurso); en el Madrid Food & Drink Summit de FIAB (texto de su intervención), se reunió con la Comisión de Agricultura del Congreso de los Diputados y también con los representantes de las organizaciones profesionales agrarias y las cooperativas agroalimentarias. [Imagen de la derecha].

En cuanto a contenido, Hogan reiteró su intención de simplificar la PAC; volvió a tratar las ayudas a la promoción de productos alimentarios; defendió las bondades del acuerdo de comercio entre la UE y EEUU (todavía sin cerrar); sorprendió hablando de agricultura de precisión y el uso de las TIC en la producción agraria y anunció el acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones para “adaptar un fondo agrícola especializado que ofrezca financiación asequible en un plazo de 15 a 20 años a los agricultores que deseen mejorar y ampliar su producción”.

Tras este frenesí, por si todavía le faltaba algo de color a la actualidad agroalimentaria, el viernes la propia García Tejerina acompañó a Roma a la Reina Letizia, quien fue nombrada Embajadora Especial de la FAO para la Nutrición, y el domingo, la primera fue investida Cofrade de Honor de la Cofradía del Vino de la Ribera del Duero.

De cara a los profesionales del campo, seguro que la noticia de la semana es la de que los Derechos de Pago Único cedidos (vendidos o arrendados) con tierras están exentos del IVA, amén de los pedriscos y la sequía, que siguen mermando las cosechas de primavera-verano.

Visto lo que importa, ¡que la PAC y el cambio climático nos pillen confesados!

Buena semana.

9/06/15
Opinion Lacriba.net

Saber los beneficiarios de la PAC, ¿transparencia o intromisión?

Saber quiénes son los beneficiarios de la PAC y en qué medida, ¿es una cuestión de transparencia o una intromisión en los datos del agricultor? Esa es la duda que llevo mascando desde hace un par de días y que no llego a resolver.

Desde el pasado 1 de junio, cualquier ciudadano puede conocer qué agricultores o empresas agrarias reciben ayudas públicas de la PAC y en qué cantidad. Según explica el Fondo Español de Garantía, FEGA, en esta página, se trata de una norma que se ha puesto en marcha para el período 2015-2020 y que afecta tanto a los beneficiarios de fondos FEAGA (agrarios) como FEADER (de desarrollo rural).

Sin embargo, no es algo nuevo, sino un segundo intento de lo que ya se inició el 30 de abril de 2009

Por aquel entonces, la Unión Europea estaba inmersa en su obsesión por la transparencia y pensó que hacer público quiénes recibían ayudas públicas de la PAC y en qué cantidades ayudaría, no sólo a conocer a los beneficiarios, sino a legitimarlas un poco más de cara a la sociedad civil.

La entonces comisaria de Agricultura y Desarrollo Rural, Mariann Fischer Böel, explicó: “los ciudadanos tienen derecho a conocer el destino de su dinero. La transparencia también mejorará la gestión de estos fondos, gracias a un control público reforzado de su utilización. Sólo de esta forma garantizaremos un debate informado sobre el futuro de la Política Agrícola Común. Queda pendiente la cuestión de Alemania”.

Y es que, al parecer, el país germano tenía problemas jurídicos que impedían publicar dichos datos, cuestión que un empresario agrario alemán llevó al Tribunal de Justicia de la Unión Europea y por la que, en noviembre de 2010, se anuló dicha norma.

Ahora, casi cinco años después, la Comisión de Agricultura vuelve a ponerla en marcha asegurando en un comunicado que “la transparencia tiene que ser equilibrada con el respeto a la vida privada de los beneficiarios y la protección de datos personales”.

A pesar de ello, mi duda sigue siendo ¿dónde está el límite entre el derecho del contribuyente a saber qué se hace con su dinero y el derecho del agricultor a la protección de sus datos? 

En España hace poco que empezamos a poner en práctica esta transparencia, pero con cargos públicos. De esa manera, ahora podemos saber qué cobra y qué tiene un diputado, un senador o un ministro. El Gobierno ha hecho una Ley de transparencia y ha abierto un portal con el mismo nombre [en el que, por cierto, no es tan fácil encontrar lo que uno busca]. Pero lo dicho, principalmente hacia organismos, instituciones o personas públicas. 

Entiendo que la Comisión Europea, tras el toque de atención del Tribunal de Justicia en 2010 y los años que ha tardado en retomar la norma, esta vez no se va a pillar los dedos.

Aún así, me pregunto ¿para qué sirve? Además de para cotillear sobre cuál es la PAC de mi primo, mi vecino o mi jefe, o de constatar que la Reina de Inglaterra y los Alba son los que más ayudas obtienen (obviamente, porque son de los que más tierra poseen), ¿esta norma va a conseguir mejorar el sector agrario? ¿O acaso es una cuestión de salud y educación democrática a la que nos debemos habituar todos ciudadanos?

Querido lector, siento no tener las luces necesarias para salir de mi duda. ¡Ojalá tú veas más allá y me des las que necesito!