De agua y leche. Esos son los dos elementos que han protagonizado la actualidad agroalimentaria de la semana que acaba de terminar. El agua, a través del poderío hídrico y político del Ebro; la leche, por la multa de más de 88 millones de euros impuesta por la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia, CNMC, a nueve industrias lácteas.

La primera semana de marzo se inició con la mayor riada protagonizada por el Ebro en las últimas décadas, que, —además de unas imágenes espectaculares— ha causado daños por el valor de unos 50 millones de euros en las 45.000 hectáreas anegadas, según COAG.

Una semana de agua y leche

Las inundaciones (que se venían produciendo desde mediados de febrero) hicieron que varios políticos, metidos en plena campaña «cuatri-electoral», modificaran su agenda para acercarse hasta las poblaciones afectadas, donde abrieron la caja de los vientos de la politizada cuestión hídrica.

Una de las primeras fue la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, quien el martes, en lugar de marchar a Casteldefells, se desplazó hasta Navarra, La Rioja y Aragón. Allí, a tenor de las fotografías publicadas por el propio Magrama, mantuvo muchos encuentros de salón y pocos de «pisar barro».

Algo que sí que hizo el líder del PSOE, Pedro Sánchez, quien el mismo martes visitó varias localidades zaragozanas y con sus declaraciones calentó el ambiente político, sobre todo, al introducir en su discurso una palabra malsonante que, tristemente, fue una de las protagonistas del día.

Una semana de agua y leche

El miércoles hizo lo propio el coordinador de Izquierda Unida, Cayo Lara, y el viernes el presidente del Gobierno, Mariano RajoyEse mismo día, el Consejo de Ministros aprobó un Real Decreto Ley de medidas urgentes para paliar los 105 millones de euros de pérdidas estimados por el propio Ejecutivo.

Por otra parte, también es una cantidad considerable los más de 88 millones de euros que la CNMC ha impuesto a nueve industrias lácteas por acordar precios e intercambiar información estratégica para controlar el mercado de la leche cruda de vaca. La noticia saltó el martes y desde entonces, unos se lamentan de que la multa no haya afectado a la gran distribución, otros temen que influya en la viabilidad del sector lácteo, y una servidora se pregunta: ¿afectará al precio que reciben los productores o al que pagamos los consumidores? [Aquí recomiendo leer el artículo «Ganaderos de usar y tirar»].

Y entre tanta agua y leche, una buenísima noticia: el jueves se anunció el nacimiento de la que será la segunda cooperativa agroalimentaria de España, procedente de la integración de la navarra AN y la almeriense Unica Group, en la que, sin duda, algo habrá tenido que ver la Ley de integración de cooperativas agroalimentarias de agosto de 2013. 

Para terminar, volvemos al lunes, cuando el Magrama dió luz verde a la apertura oficial del período para presentar las solicitudes de la PAC, una de las campañas que más incertidumbres causarán a los solicitantes, quienes posiblemente desconocen tanto «cómo» presentarlas, como «cuánto» van a recibir, «cuándo» van a cobrar y hasta «por qué» tanto cambio. 

Escrito por Elisa Plumed

Periodista experta en agricultura y alimentación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *