Quiero ser agricultor… y se buscan jóvenes agricultores

“Quiero ser agricultor”. Eso es lo que 5.803 jóvenes dijeron en 2012, a tenor de las 5.803 solicitudes de incorporación que, según un estudio de campo realizado en 2013 por Juventudes Agrarias de COAG titulado “Juventud Agraria, en busca de una nueva identidad profesional”, se entregaron en las diferentes administraciones autonómicas. La cantidad es más que considerable, sobre todo si se compara con la media anual de los ejercicios 2007-2011, donde el número de solicitudes fue 3.246, 2.500 menos.

Seguro que las razones para “crearse” un puesto de trabajo en la agricultura y la ganadería o ser “emprendedor agrario” serán diferentes en cada caso. Pero también es seguro que la crisis económica y el alto índice de paro que sufren los jóvenes habrá tenido bastante que ver. De esta manera, se constata lo que ya se veía al principio en 2008 y 2009, que el campo se ha convertido en un refugio laboral para muchos.

Quiero ser agricultor… y se buscan jóvenes agricultores

Pero lo que ocurre, según ha denunciado la organización agraria COAG, es que hacerse un hueco en el sector agrario ahora tampoco es tan sencillo, ya que el aluvión de solicitud de ayudas ha sido tal que muchas administraciones autonómicas, faltas de liquidez, se encuentran con verdaderos problemas para poder abonarlas, lo que complica la economía empresarial del joven agricultor. A ello, hay que añadir otros problemas: sudokus burocráticos, recortes presupuestarios, dificultades para el acceso a la tierra, restricciones del crédito bancario y una nueva Política Agraria Común (PAC) que no prioriza el relevo generacional y que además ha eliminado la medida del cese anticipado.

Todo ello ha llevado a que alrededor de 500 jóvenes agricultores de COAG se manifestaran el 15 de enero a las puertas del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, reclamando al Gobierno de Rajoy una serie de medidas que beneficien a quienes quieren apostar por el sector agrario. [Dossier con las peticiones].

La necesidad del relevo generacional es un hecho evidente desde hace décadas, tanto en el sector agrario español como en el europeo y al otro lado del Atlántico. De hecho, según uno de los últimos informes del sector agrario comunitario, “se buscan jóvenes agricultores”, un objetivo que la futura PAC 2014-2020 también quiere potenciar [Ver vídeo].

En España, datos del FEGA revelan que sólo el 3,4% de quienes reciben ayudas directas tienen menos de 35 años, mientras que el 63,4% de los perceptores poseen más de 55. Una tendencia que se mantiene en los 28 estados miembros, donde la edad media del agricultor está entre los 50 y 60 años, y en Estados Unidos, donde es de 57.

Para las Juventudes de COAG “la falta de relevo generacional está motivada fundamentalmente por la escasa rentabilidad de las explotaciones”, argumento que se respalda en una encuesta realizada por la misma organización según la cual el sueldo y las ganancias es el aspecto con el que menos satisfecho están los jóvenes agricultores.

Quiero ser agricultor… y se buscan jóvenes agricultores

Quizás con el objetivo de motivarlos (y de aportar algo de dinerillo extra a los vencedores), el Partido Popular Europeo, el colectivo agrario ASAJA y CAP organizan desde 2013 el Premio al Joven agricultor innovador, un certamen a nivel comunitario que el 23 de enero celebrará su edición nacional. Ese día, en Madrid, ASAJA organiza la II Conferencia nacional de Jóvenes agricultores, donde se entregarán los premios a los más innovadores de España y se organizarán debates sobre la situación del relevo generacional en el campo.

Así, cada una a su manera, COAG y ASAJA buscan un mismo fin: incentivar el relevo generacional en el sector agrario. Los jóvenes necesitan trabajo y el sector agrario los necesita a ellos. El quid es ¿cómo conciliar ambos intereses?

 

14 reflexiones sobre “Quiero ser agricultor… y se buscan jóvenes agricultores

  1. Hola de nuevo. Quiero saber lo de joven agricultor, ¿qué hay que hacer? Bueno, quiero enterarme de las cosas que hay que hacer, porque aquí, en Madrid, poca gente me informa. Gracias.

  2. que tal me gustaria saber como hacerme un agricultor no tengo mucho dinero ni tierras pero me gusta mas bien me apacion todo lo que es respecto ala agricultura me podrian ayudar

    • Hola Luis Roberto. Si quieres trabajar la tierra puedes hacerlo de varias maneras: o hacerte agricultor (para lo que necesitas tierras y maquinaria, lo que siempre requiere una considerable inversión) o empezar a ayudar y a aprender en la explotación de otro agricultor. De esta última manera puedes conocer cómo es el trabajo, el sector, sus problemas, para después formarte y aspirar a tener tu propia explotación agraria.

      Ese es mi consejo. No obstante, ten en cuenta que esta es una opinión personal y posiblemente, para hacerte un análisis mejor de la situación, deberías solicitar más opiniones, sobre todo a otros expertos en la materia.

      Un saludo y gracias por escribir en este blog.

  3. Hola, tengo 29 años y quiero ser agricultor. Se necesitan muchas cosas o qué hay que hacer. Responderme, por favor, me urge.

    • Hola Gabriel: son varias veces las que me han preguntado sobre esta cuestión y siempre respondo lo mismo: mi recomendación es que te dirijas a una Oficina Comarcal Agraria cercana o a las sedes de alguna organización profesional agraria (ASAJA, COAG, UPA, Unión de Uniones, etc). Ellos te comentarán la formación que se precisa, cómo puedes empezar y qué puedes necesitar. El camino que quieres emprender no es fácil, así que ¡mucha suerte!

    • Hola Eduardo: si usted está en España, le recomiendo que este planteamiento lo haga en una Oficina Comarcal Agraria o en alguna oficina de alguna organización agraria cercana. Seguro que allí le pueden orientar mejhor que yo. Muchas gracias.

  4. Tengo 29 años.siempre me ha gustado mucho el campo.quiero hacerme agricultor por que es lo que siempre me ha gustado y he querido ser.pero no tengo dinero ni tierras para conseguir mi gran sueño.que debo hacer y donde debo ir

    • Hola Juan. Te voy a responder lo mismo que a Benjamín, que me hizo la misma consulta hace unos días.
      “Posiblemente no sea la persona más adecuada para ayudarte en lo que me pides, pero voy a intentar orientarte, aunque si realmente te interesa, te recomiendo que te acerques a alguna organización agraria (COAG, UPA, ASAJA…) de tu localidad (o de alguna localidad cercana) y te aconsejarán mejor que yo.
      Europa incentiva a los jóvenes agricultores, pero una vez que ya han hecho una inversión. Así, uno se monta una explotación, realiza un proyecto, solicita una ayuda y a los meses (ahora años, ya sabes cómo está la Administración para hacer los pagos) es cuando abona la ayuda económica.
      De todas maneras, insisto, creo que las personas que ayudan directamente a los agricultores, como las organizaciones profesionales agrarias, te pueden orientar mejor que yo.
      Saludos y ¡mucha suerte!”

  5. Más que un comentario, es una pregunta. He buscado por la Web, y no encuentro cómo aplicar para ser un nuevo agricultor; y en mi caso, más que por necesidad, es por convencimiento, un amor que siento por las cosas que crecen y el trabajo en el campo.
    Pues bien, mi pregunta es cómo y dónde he de aplicar para ser un nuevo agricultor; no tengo tierras ni dinero, sólo las ganas. He leído que el porcentaje de agricultores menores de 35 años es bajo (yo tengo 28), y que en Europa quieren incentivar a los jóvenes a optar por la agricultura. ¿Pero cómo funciona eso? ¿Dónde debo ir para aplicar? Agradezco cualquier dato. Gracias.

    • Hola Benjamín. Posiblemente yo no sea la persona más adecuada para ayudarte en lo que me pides, pero voy a intentar orientarte, aunque si realmente te interesa, te recomiendo que te acerques a alguna organización agraria (COAG, UPA, ASAJA…) de tu localidad (o de alguna localidad cercana) y te aconsejarán mejor que yo.
      Europa incentiva a los jóvenes agricultores, pero una vez que ya han hecho una inversión. Así, uno se monta una explotación, realiza un proyecto, solicita una ayuda y a los meses (ahora años, ya sabes cómo está la Administración para hacer los pagos) es cuando abona la ayuda económica.
      De todas maneras, insisto, creo que las personas que ayudan directamente a los agricultores, como las organizaciones profesionales agrarias, te pueden orientar mejor que yo.
      Saludos y ¡mucha suerte!

  6. La clave de la escasa regeneración está sin duda en la falta de rentabilidad, así como el problema contrario, la falta de personas que se vayan del campo por los escasos medios del agricultor jubildado, que con mucha frencuencia tiene que volverse a subir al tractor a pesar de su teórica situación de retirado. Luego, donde no salen es difícil entrar porque se tiende al colapso, sobre todo cuando unos poseen derechos históricos y los nuevos, pues con suerte se hacen con alguno o tienen que ir a puerta gayola, añadiendo riesgo al riesgo.

    Para mi también es un problema cultural. Ya llevo unos cuantos años en el mundillo y en España somos más un país agrario que agrarista, es decir, siempre hay una visión pesimista de la agricultura, nunca positiva (como diría Van Gall) e innovadora, de tal manera que los agricultores y ganaderos, salvo excepciones, han considerado que el futuro de sus hijos debe estar fuera del campo, que se vive mejor.

    Como bien se dice en el blog, el boom de los últimos años es por necesidad no por convencimiento. Luego hay que darle una lavada a la cara del campo y trabajar DESDE DENTRO para presentar un modelo de negocio sostenible y con futuro para el campo.

    Gracias Elsa por tu interesante artículo

    • Gracias a ti por tu comentario que enriquece y aporta matices al artículo. De nuevo, un lujo!!
      Yo también pienso que, en parte, es una situación cultural. El campo siempre se mira con pesimismo y eso es una rueda: si se queja el agricultor, también el colectivo de turno, que se lo comenta a los periodistas y nosotros lo difundimos, así unos a otros, retroalimentamos ese pesimismo.
      Por eso, la idea de trabajarlo DESDE DENTRO me parece muy buena. Hace unos años hubo intentos de lavarle la cara al campo y dotarle de mayor entusiasmo (movimiento de “Orgullo rural”, el Ministerio lanzó campañas optimistas,…) Hubo ciertos momentos de alegría, de quererse sentir reconocidos… Sin embargo, creo que la crisis también los ha frenado. A ver si los recuperamos.
      Por mi parte, intentaré aportar mi granito de arena y apunto como “deber” para 2014 transmitir más entusiasmo por el agro. ¡Espero conseguirlo!
      Gracias!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *