Dos semanas es el tiempo que lleva el nuevo equipo del conservador Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea. En estos días, hemos sido más conscientes del escándalo «Lux Leaks» —protagonizado por el luxemburgués cuando fue presidente de su país— que de las prioridades y los cambios que éste ha planteado en el equipo que ahora nos gobierna Europa. 

Entre esos cambios, uno que apenas han trascendido es el importante recorte que ha llevado a cabo la Comisión Juncker en el número de «spokesman» o portavoces. Hasta hace unas semanas, cada comisario contaba con uno, que servía tanto para dirigir la relación del político con los medios de comunicación como para hacer declaraciones sobre alguna decisión del comisario en cuestión. Desde esta legislatura, los que antes eran 28 se han reducido a 13, lo que sin duda, afectará a la relación con los medios de información.

Los recortes en comunicación de la Comisión Juncker

Una vez más, los recortes se han hecho palpables en el campo de la comunicación, esa que es tan importante para obtener una buena información —que algunos consideramos vital para la salud de los sistemas democráticos— y que actualmente vuela a la velocidad del rayo gracias a las redes sociales. Aunque desde Bruselas afirmen que gracias a esta reducción habrá una relación «más familiar» con los medios, lo que es evidente, una vez más, es la escasa visión y el poco acierto que dedica un gobierno a algo que debería ser esencial: transmitir correctamente a sus ciudadanos qué hace y por qué.  

En el caso que nos interesa, el periodista portugués Daniel Rosario —excorresponsal del periódico Expresso y del Radio Renascença del país vecino— va a ser el portavoz de Agricultura y Desarrollo Rural, actividad que compaginará con el mismo cargo en la Comisión de Comercio, dirigida por la sueca Cecilia Malström.

Así, con toda probabilidad, a Rosario [que seguro que chapurreará español con algunos de los periodistas de nuestro país] le tocará hablar tanto de leche, como de frutas, porcino, productos ecológicos, OGMs, ayudas PAC, el programa Leader, las DO e IGP,…, además de otro sinfín de cuestiones sobre Comercio. ¡Suerte!

De momento, sobre el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan sabemos que, a diferencia de su antecesor, cuenta con una mayor experiencia en política que en agricultura; que, según le cuentan a Pedro Narro (ASAJA Bruselas)se ha dedicado a hincar los codos para ponerse al día en el sector; y gracias a la fotografía que se hizo con la ministra española Isabel García Tejerina, conocemos que, antes de ser un «gran comisario», es evidente que es un «comisario grande».  

Los recortes en comunicación de la Comisión Juncker

¿Y Cañete? ¿Se acuerdan de él? Se ha reconvertido en el comisario «MAC Europa», y a tenor de este selfie que se ha realizado con su equipo, además de hacerles trabajar por el clima y la energía de los 28, ya les está divirtiendo con sus ocurrencias jerezanas. Genio y figura…

 

Escrito por Elisa Plumed

Periodista experta en agricultura y alimentación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *