La exportación agroalimentaria española está de moda, tanto que hasta el «Hola» (vademécum, por excelencia, de las noticias del colorín rosa), habla de ella.

Según el informe del ICEX publicado el pasado mes de septiembre, en los siete primeros meses de 2013, las ventas al exterior registraron un crecimiento interanual de 7,0%, alcanzando un nuevo máximo en la serie histórica de 138.583,0 millones de euros. De esta manera, el ritmo de las exportaciones agroalimentarias españolas se ha duplicado en 2013 respecto al mismo periodo de 2012 (+3,7%).

Al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, también se le llena la boca con los buenos datos de la industria alimentaria, y en tan sólo unas semanas ya ha convertido en todo un clásico la frase de «somos el octavo país del mundo exportador de productos agroalimentarios y el cuarto de la Unión Europea» yendo sólo por detrás de naciones como Estados Unidos, Países Bajos, Alemania, Brasil, Francia, China y Canadá.

Tecientemente, el Telediario de TVE presentado por Ana Blanco también le ha dedicado un reportaje de más de tres minutos.

La exportacion agroalimentaria española, hasta en el ¡Hola!

Y finalmente, el «¡Hola!» también se ha hecho eco de tan buena noticia, aunque en este caso ha sido porque los Príncipes de Asturias se han desplazado hasta la ciudad alemana de Colonia para «acompañar» a las 226 empresas españoles con las que el ICEX ha configurado el pabellón español de Anuga, la feria de alimentación más importante del mundo. Don Felipe y doña Letizia —que algo saben de ferias agroalimentarias pues ya llevan varias ediciones inaugurando Alimentaria— han visitado los stands de 18 empresas expositoras, de siete comunidades autónomas y han almorzado con 23 empresarios agroalimentarios.

Por cierto, ¡Hola! asegura que «los Príncipes cortan el bacalao» o «hincan el diente al disputado pastel del mercado alimentario internacional», cuando lo que realmente han hecho es lo de siempre: reforzar institucionalmente la presencia española y dar glamour «a la cosa».

Escrito por Elisa Plumed

Periodista experta en agricultura y alimentación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *