Por fin ha comenzado el curso. Y ¡para todos!, incluido los políticos. Aunque en el caso del sector agrario, la ministra Isabel García Tejerina tan apenas haya tenido tiempo para tomarse un descanso durante el verano que ya termina: si el 2 de agosto sabíamos que estaba disfrutando en Segovia de su deporte favorito, el tenis, apenas siete días después ya estaba de nuevo frente al timón de Atocha para hacer frente al veto ruso.

El curso más político de García Tejerina

“No pasa nada. Es mi obligación”, ha reconocido —lógicamente— la titular de Agricultura a ABC cuando se le recuerda que apenas ha tenido vacaciones.

García Tejerina encara un curso en el que, no sólo va a tener que lidiar con las cuestiones de su cartera, como ya está más que acostumbrada, si no que también tendrá que hacer frente a las políticias, incluídas las guerras internas de su partido, el PP.

Durante el pasado mes de julio ya recibió un aviso a través de la encuesta del CIS, donde se indicaba que, con diferencia, es la ministra más desconocida del Gobierno de Mariano Rajoy, puesto que el 65,4 de los encuestados ni la conocen. Obviamente, tras los excelentes resultados que hace un año cosechaba su mentor y predecesor en el cargo, Miguel Arias Cañete, las comparaciones pueden resultar odiosas.  

Y parece que precisamente eso es lo que ya están haciendo los miembros del Partido Popular, ya que, a tenor de algunas informaciones publicadas en agosto, consideran que Agricultura es un ministerio que está desapareciendo de los medios porque su actual titular no tiene tanto gancho político y mediático como el anterior.

Así las cosas, con unas elecciones autonómicas previstas para la próxima primavera y otras generales en poco más de un año —a las que se rumorea que se le podrían sumar otros comicios en Cataluña y Andalucía— García Tejerina se debería “poner las pilas” si en un futuro no muy lejano quiere seguir siendo una referencia en esto de la política. 

Aunque en su segunda legislatura en Atocha, la ministra haya cambiado su perfil más técnico hacia otro más político, las críticas a la labor del PSOE, los elogios al Gobierno de Rajoy y los objetivos políticos y económicos del PP que han marcado muchos de sus discursos ya no van a servirle de mucho. 

El curso ha comenzado, y la carrera electoral también.

Escrito por Elisa Plumed

Periodista experta en agricultura y alimentación.

6 Comments

  1. Buenas tardes, a mi me gusta que sea una mujer y que tenga ese perfil tecnico y no tan politico, si no mirad a Arias cañete todavía se esta disculpando del comentario machista en su examen en Bruselas,,,, yo también vi un poco de esa entrevista, practicamente el final y me dio buena sensación sobre todo al despedirse ” nuestros días empiezan pronto y acaban tarde” eso me dice que es trabajadora y así son también nuestros dias, saludo de un agricultor.

    Responder

    1. ¡Coincido contigo en que esa frase de despedida de la ministra fue de lo mejor de la entrevista! (Ya la he podido ver entera a través de internet).
      Por otra parte, también quiero apuntar que García Tejerina es trabajadora, como dices, igual que también lo han sido sus predecesores: Arias Cañete, Elena Espinosa o incluso Rosa Díez, de quienes me contaban que respondían correos a la una de la madrugada o enviaban sms con peticiones a las cinco de la mañana.
      Por otra parte, creo que quienes conocemos algo el sector agrario coincidimos que, debido a su complejidad, preferimos tener un ministro con un perfil técnico y no tan político, como ha ocurrido otras veces.
      Muchas gracias por animarte a participar en estas “cribas” ;). Un saludo.

      Responder

  2. eduardo moyano estrada 20 septiembre, 2014 at 9:59

    Elisa.
    El perfil de la ministra García Tejerina es técnico y eso no es un demérito. Cuando la nombró Rajoy a propuesta de Arias Cañete sabia que nombraba a una buena técnica que conocía bien el proceso de reforma de la PAC. No es noticia que dé un nivel tan bajo de conocimiento en las encuestas dado el poco tiempo que lleva de ministra; lo noticiable sería lo contrario. Lo importante es que tenga un buen nivel de interlocución con los agentes sociales y económicos del sector, y eso quienes tienen que valorarlo son los dirigentes que se reúnen con ella.

    Responder

    1. Eduardo, ¡por supuesto que ser técnico no es un demérito! En mi opinión, el mejor relevo de Arias Cañete era Isabel García Tejerina, quien, por cierto, ha heredado y completado uno de los mejores equipos que ha habido en los últimos años al frente del Ministerio de Agricultura.
      No obstante, ese perfil más técnico y menos político que tanto nos satisface a quienes conocemos el agro, parece que no gusta tanto a ciertas voces de su propio partido. Y, desde luego, pienso que si García Tejerina quiere seguir estando en política, deberá “meterse más en charcos” que no ha frecuentado tanto como hasta ahora.
      Muchas gracias de nuevo por tu tiempo.

      Responder

      1. eduardo moyano estrada 28 septiembre, 2014 at 9:52

        De acuerdo con tu respuesta. Pero se le ve menos segura a la ministra cuando hace de política. Si no lo has visto, recupera la entrevista que le hicieron varios periodistas en canal 24 horas de TVE.

      2. Seguiré tu consejo. Vi el final de la entrevista y como dices, tengo que recuperarla para verla entera.
        Gracias!!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *