28/01/14

Seis tendencias de futuro para el medio rural, según Carlos Barrabés

“Durante las últimas décadas, el mundo ha ido en contra del medio rural. Sin embargo, la situación va a cambiar”. Con esta frase tan impactante iniciaba el empresario Carlos Barrabés su charla en las jornadas Aragón +Leader organizadas por la Red Aragonesa de Desarrollo Rural,  RADR.

Seis tendencias de futuro para el medio rural, según Carlos Barrabés

El emprendedor de Benasque, conocido por ser el pionero hace tres lutros del comercio electrónico en España, posee más de una docena de empresas, (alguna de las cuales está en Silicon Valley, el centro tecnológico del mundo) aunque se dedica a ser consultor de grandes compañías y a hablar de innovación. [Vídeo de una de las dos entrevistas concedidas a una TV].

Así, en su charla dirigida a emprendedores del medio rural, Barrabés analizó los problemas básicos del mundo (desigualdad, inestabilidad y sostenibilidad), planteó los retos del futuro (revalorizar las cosas, hacer frente a la globalización y ser eficiente) y expuso las capacidades que se pueden utilizar para conseguirlo (cooperación, inteligencia colectiva y hacer mejor las cosas).

El benasqués más reconocido del mundo afirmó haber reflexionado sobre el medio rural y su situación, y confesó que, “de cosecha propia”, había sacado las seis tendencias que marcarán el futuro de los pueblos:

1º-La venta directa sin intermediarios, del productor al consumidor, algo que cada día se lleva más.

2º-El ruralsourcing o la reindustrialización de Occidente, de su medio rural, puesto que “lo de tener una fábrica en China ya es viejo”.

3º-La tecnificación: “el medio rural va a ser un sitio donde va a haber mucha gente con bata blanca, siempre que haya cerca una universidad competitiva”, aseveró.

4º-La feminización de los pueblos, el empoderamiento de las mujeres.

5º-“Shared value” o dar valor a las cosas, y eso, en el caso del medio rural, es muy importante, puesto que mantener los pueblos ya es todo un valor.

6º-La exportación, la imbricación con el mundo exterior, estar conectado con las cadenas globales.

Para conseguirlo, Barrabés también enumeró las herramientas que se precisan: una nueva educación; participar en las redes creativas de cooperación; una nueva deslocalización; utilizar las máquinas o los robots; usar “la nube” para acceder a la tecnología y apostar por la inteligencia de la información.

Aunque Barrabés conoce bien cómo son las gentes del medio rural más duro, —el de la alta montaña, ese que en la PAC se denomina “zonas desfavorecidas”— lo cierto es que su lenguaje resultó demasiado sofisticado para los emprendedores rurales, que se perdían entre tanta “hub”, “startup”, “smart cities”, “crowdfounding” o “crowdsourcing”, una terminología que, posiblemente, se maneja mucho más en las grandes compañías y en Silicon Valley.

Seis tendencias de futuro para el medio rural, según Carlos Barrabés

Sin embargo, si su planteamiento fue sorprendente —y sólo el tiempo dirá si también visionario—, más llamativo fue el final: tras concluir su conferencia asegurando que “el mundo rural es innovación” invitó a ver la más que recomendable animación de la marca mexicana Chipotle “Back to start” donde lo que se aconseja es parar, reflexionar, volver a empezar y cultivar un mundo mejor.

Todos unos principios para un verdadero emprendedor.

Nota: este vídeo ya se mostró el pasado mes de mayo en la jornada Food&Drink Summit organizada por FIAB y lo difundió Felipe Medina en su blog “Sin agricultura, nada”.

8/01/14
Ideas

Las EIPs: el Kinder Sorpresa de la agricultura

Algo nuevo, con fondos económicos y una oportunidad de oro para desarrollar la innovación en agricultura sostenible. Eso son las EIPs, European Innovation Partnership —traducido al español: Asociación Europea por la Innovación—algo tan innovador que, (siguiendo el estilo del famoso eslogan de los Kinder Sorpresa) ya está sorprendiendo e ilusionando al sector.

Por otra parte, se trata de un concepto tan novedoso y abstracto que a más de uno le dará dolor de cabeza; una nueva figura que va a dar mucho que hablar durante 2014, año que la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal del Magrama se ha planteado como tiempo suficiente para difundirla y darla a conocer al sector agroalimentario español.

Pero antes de intentar explicar qué son, es necesario ponerse en antecedentes. ¿Se acuerdan de cuando se comenzó a negociar la PAC 2014-2020? Entonces se adelantó que el presupuesto de Agricultura se recortaría, pero a cambio, a través del Horizonte 2020, el sector agrario, forestal y pesquero recibiría muchos fondos para innovación. Pues bien, aunque parece que las arcas no van a estar tan llenas como entonces se dijo, lo cierto es que, según informa el Magrama, la Unión Europea ha aprobado 3.851,4 millones de euros para el Programa de investigación e innovación de la Unión Europea Horizonte 2020.

A ello hay que sumar otros factores: la iniciativa “Unión Europea por la innovación” y la Estrategia Europea 2020, donde la investigación y la innovación tienen un papel fundamental. De hecho, a raíz de la Estrategia de Lisboa surgieron las Plataformas Tecnológicas Europeas, y las españolas (apoyadas por el Ministerio de Economía y Competitividad) y que pueden convertirse en un buen caldo de cultivo para el fomento de las EIPs.

EIPs: Una oportunidad de oro para la innovación en agricultura sostenible

Y aquí es donde comienza el meollo de la cuestión: ¿Qué son las EIPs? Según explica Isabel Bombal, asesora en la Dirección General de Desarrollo Rural y una de las personas que más sabe en España sobre este nuevo concepto, se trata de “un instrumento político” cuyo objetivo es fomentar la innovación en el medio rural con el fin de que la investigación fluya de una manera más dinámica entre los investigadores y las empresas agroalimentarias y rurales.

¿Cómo? A través de grupos operativos específicos que se crearán “de abajo arriba” —siguiendo el enfoque Leader— para solucionar, de forma innovadora, un problema concreto. Bombal afirma que lo que se pretende es que agricultores, empresas e investigadores se unan para resolver una situación, pero una vez solventado el problema, dicho grupo operativo desaparecerá. “No es como los Grupos de Acción Local, del Leader, que tienen continuidad”, apunta.

¿Y qué es innovación? Pues como ocurre en el Leader, innovar es algo que “no se puede definir” y depende de cada proyecto. Por ello Bombal asegura que se estudiará cada caso de forma individual para ver qué tipo de financiación pública se puede conceder, y que en alguna ocasión ésta puede alcanzar hasta el cien por cien de la iniciativa.

Los fondos procederán de la Dirección General de Agricultura y de la de Investigación de la Unión Europea, y aunque todavía no se ha regulado, el Magrama pretende gestionar los proyectos que se adhieran a las EIPs a través del Programa de Desarrollo Rural y de la Red Rural Nacional.

No obstante, Bombal afirma que “2014 va a ser un año en el que se va a realizar una gran labor de divulgación y animación. De momento no se va abrir la puerta a aprobar proyectos”, y añade: “En las reformas anteriores de la PAC se habló mucho de sostenibilidad, de multifuncionalidad… ahora la apuesta es la innovación. Hay gente muy ilusionada con las EIPs, porque saben que aquí sí que hay fondos”, explica.

Sin embargo, también reconoce que se trata de algo tan novedoso y abstracto que cuesta asimilarlo. Por ello, para ampliar información y dejar más claro qué son las EIPs adjuntamos una de las ponencias que Isabel Bombal utiliza en su trabajo de difusión y que ha facilitado a lacriba.net. Seguro que se convierte en uno de los asuntos estrella del año.