Los datos de esta criba pueden hacer un poco de pupa, aunque considero que es bueno porque para curarse de la pupa, primero hay que ser consciente de que se tiene.

Durante los últimos años la Unión Europea viene recapitulando una serie de datos que han denominado “Indicadores de contexto de la PAC“. Entre ellos está el del nivel de formación de los farm manager, es decir, quienes están al frente de una explotación agraria.

Según estos datos, de nuestros más de 965.000 agricultores españoles, sólo el 1,6% tienen una alta formación en el sector agrario, mientras que el 16% tienen una formación básica y el 82% sólo la experiencia práctica.

La verdad es que estamos un poco lejos de la media europea, ya que en los 28, el 8,5% de los agricultores tienen una buena formación en el sector, y resulta curioso que los productores agrarios más formados son los de Luxemburgo, con el 50% de alta formación o formación completa a pesar de que es un país donde el sector agroalimentario no tiene tanto peso.

Si nos queremos consolar y queremos mirar a quienes están peor que nosotros, ahí están los agricultores y ganaderos de Grecia, Chipre, Malta y Rumanía, mientras que en Francia, país vecino con el que casi siempre nos comparamos, casi el 30% de los agricultores tienen una importante formación agraria.

En fin, que aunque decimos que el campo español está cambiando y que sus profesionales de hoy no son como los de hace unas décadas, tras ver estos datos, hay que insistir y animar a profesionalizarse todavía mucho más.

Escrito por Elisa Plumed

Periodista experta en agricultura y alimentación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *