22/10/14

“Los seguros agrarios son la principal herramienta de política agraria nacional”

Sólido, claro, cercano, amable… El actual director de Enesa, José Mª García, es el elegido para estrenar esta nueva sección de entrevistas “A bocajarro”. Aprovecho un descanso de la Segunda jornada nacional sobre seguros agrarios para hacerla. Le corto el paso, me presento y se presta a contestar sin problemas. En la entrevista demuestra que controla lo que lleva entre manos y por lo que sé, mantiene un buen nivel de diálogo con las organizaciones agrarias y con los propios agricultores, puesto que, posteriormente, demostró no tener problemas en responder a las quejas planteadas por un fruticultor aragonés.

“Los seguros agrarios son la principal herramienta de política agraria nacional”

¿Qué hace un veterinario como usted en un mundo como el de los seguros agrarios?
Los seguros agrarios son tanto para las producciones vegetales como para las animales.

Sí, pero hay más vegetales, ¿no?
Sí, el reparto es de un 60-65% para estas y un 40-35% para las ganaderas.

Entonces, ¿ha encajado bien en el cargo?
Sí, además, una de las medidas más potentes que hemos hecho es la retirada y destrucción de cadáveres, algo que conozco bien porque he trabajado en el asunto de las “vacas locas”.

¿Ya se ha cansado de repetir la cantinela de la importancia de los seguros agrarios?
No, no me canso, porque va en el cargo y porque me lo creo. Tenemos unos 11.000 millones de capital asegurado cuando la producción final de la rama agraria está en torno a los 43.000. Todavía nos queda mucho trabajo por hacer. No obstante, la mejor promoción para el seguro agrario es un siniestro, porque quien lo tiene, repite, ya que la indemnización que cobra es superior a lo que ha pagado.

Qué le cuesta más: ¿convencer a los agricultores de que aseguren sus producciones o a la Administración General del Estado para que aporte más presupuesto?
Son niveles diferentes. Ninguno de mis jefes ha dudado nunca de la importancia del seguro agrario. De hecho, los recortes que se han producido en esta partida presupuestaria ha sido muy inferiores a los del resto y cuando ha hecho falta dinero el Ministerio de Hacienda ha respondido a través del Fondo de Contingencia de Ejecución presupuestaria. Esto es una política de estado. Economía y Hacienda saben que cada euro que se pone en seguros agrarios luego se traduce en un dinero que que no hay que aportar cuando se produce una catástrofe.

Entonces, ¿cree que los seguros agrarios son, de momento, la seña de identidad de esa política agraria nacional que muchos solicitan para nuestro país?
Es la principal herramienta de política agraria nacional. De hecho nos basamos en ayudas del Estado, no es la PAC.

Por cierto, ¿cómo es la relación con Agroseguro?
Muy cordial, muy buena, aunque no siempre estamos de acuerdo y a veces se producen tensiones entre diferentes agentes: los representantes del sector por un lado y las compañías aseguradoras por otro. Entonces es cuando nos toca hacer de árbitro.