24/05/15

Orientaciones generales sobre APPs agrarias

Las aplicaciones para teléfonos inteligentes, conocidas como APPs, son una auténtica revolución para nuestro día a día. También en el sector primario, aunque encontrar información fiable sobre qué APPs agrarias son las más utilizadas en el campo es casi una misión imposible.

Una APP es una aplicación informática que se usa en smartphones o tabletas principalmente. Se podría afirmar que las “buenas” son aquellas que más que informar ayudan a resolver de forma muy sencilla una cuestión muy concreta de cualquier índole.

Orientaciones generales sobre APPs agrarias

Tras revisar varios artículos sobre el asunto, asistir a una mesa redonda sobre aplicaciones tecnológicas para el mundo agropecuario en Fimart 2014 (Córdoba), consultar con Tasagrónomos, organizador de una jornada sobre greenapps, y charlar con una experta en estas últimas, la conclusión a la que he llegado es que, a fecha de hoy no existe un ranking que pueda medir qué APPs agrarias son las mejores. Para encontrarlas, quizás el mejor método sea el de prueba-error.

Según explica la técnico en Medio Ambiente y conocedora de APPs medioambientales, Judit Urquijo, “lo más fiable pueden ser las recomendaciones que ofrece Google Play, pero tampoco sirve de mucho porque es incompleto ya que Apple Store no da cifras”. Urquijo apunta que el número de descargas tampoco es seguro, puesto que una aplicación se puede bajar miles de veces y luego no resultar útil; aunque lo que sí puede orientar al usuario es el número de versiones que tiene cada aplicación y la fecha de la última (puesto que las buenas, tienden a ser actualizadas).

En lo que más insiste esta “buscadora” de APPs verdes —que posee un sitio web sobre este tema y está preparando otro más completo— es en la gran diferencia que detecta entre el mundo anglosajón (Estados Unidos, Reino Unido, Australia) y España, ya que el primero es mucho más activo a la hora de desarrollar y utilizar las aplicaciones móviles.

Actualmente existen APPs agrarias de muy variada índole y es algo que en España poseen desde instituciones como el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, hasta organizaciones agrarias o empresas de inputs agrarios.

Asimismo, —y por apuntar algunas a modo de ejemplo— las hay para gestionar el riego, (como Aquadaia o RiegoAPP); llevar la explotación agrícola y el Cuaderno de Campo, (Agroptima y Cropti —ambas con varios premios—) o guiar por GPS para aplicar tratamientos fitosanitarios y abonos (Agroguía), entre otras muchas.

Pero como insiste Judit Urquijo hay mucha más “literatura” de APPs agrarias en los países anglosajones. En este sentido aporta los siguientes enlaces a una web australiana (un tanto desactualizada) sobre “cultivando con apps” o un recopilatorio de 2014 realizado por la Universidad de Wisconsin (EEUU).

Por último, resulta curioso que en el pasado Mobile World Congress de 2015 celebrado en Barcelona fueran premiadas dos APPs agrarias; pero más llamativo aún es el concurso sobre RuralApps organizado por la Generalitat de Cataluña el año pasado y convocado nuevamente para 2015.

Sin duda, el desarrollo y uso de las APPs agrarias en España es un melón que se está abriendo y del que se prevé un largo recorrido en el futuro.

12/03/15
Drones en agricultura: una tecnología para analizar con prudencia

Drones en agricultura: una tecnología para analizar con prudencia

Prudencia. Esa es una de las conclusiones que saqué sobre el uso de los drones en agricultura (también conocidos como UAVs) a raíz de dos jornadas a las que asistí a finales del año pasado: “Vuelos no tripulados. La revolución de los drones” en Fimart, (Córdoba) y la “Utilización de los UAV (vehículos aéreos no tripulados) en agricultura y gestión del agua” organizada por Riegos del Alto Aragón en Huesca.Drones en agricultura: una tecnología para analizar con prudencia

El uso de drones en agricultura es una de las tecnologías que más interés ha despertado en los últimos años, aunque, a tenor de lo que aconsejan los expertos, hay que analizarla con prudencia y hacer estudios de costes y beneficios.

¿Por qué? En primer lugar porque se precisan varios requisitos legales y administrativos que complican la realización de un vuelo. Según explicó una de las investigadoras que mejor conoce esta tecnología en agricultura, Francisca López-Granados, la legislación española está todavía está en pañales, aunque posee una normativa desde julio de 2014 [epígrafe V]; para realizar un vuelo se necesitan varios permisos oficiales (además de lunas condiciones climáticas optimas), y además el piloto debe ser profesional.

Drones en agricultura: una tecnología para analizar con prudencia

“Algún día el uso incontrolado de los drones dará algún disgusto” he oído advertir a López-Granados en varias ocasiones. Y es que el dron o UAVs existe desde hace unos 30 años, ya que se trata de los aeromodelos “de toda la vida” a los que se les ha añadido un procesador de datos. De hecho, el coste de un dron no es demasiado alto, y, según apuntaron en Fimart “actualmente, el 60% de su construcción es amateur“.

En segundo lugar, la prudencia es necesaria porque el uso de los drones en agricultura no es la panacea para el sector. Se trata de una herramienta para recoger datos sobre los cultivos (como hacen los satélites, pero con mayor precisión y flexibilidad). Luego, hay que analizarlos escrupulosamente y, posteriormente, usarlos en lo que se conoce como agricultura de precisión. De esta manera, gracias a maquinaria muy avanzada se puede aplicar más o menos nitrógeno, fitosanitario o agua allí donde el cultivo lo precise.

“Lo importante no es el dron, sino los datos que aporta”, afirmaron en Fimart. Datos que un agrónomo debe interpretar para que el agricultor los aplique en su explotación. El empresario agrario es quien debe analizar si la inversión en el vuelo y en la información que aporta un dron compensa la reducción de costes en herbicidas, fertilizantes y riego.

La agricultura de precisión es un término que manejan muchas empresas de insumos, pero que, al parecer, pocos profesionales ponen en práctica. Según me confesó la investigadora del CITA y experta en teledetección por satélite, Auxiliadora Casterad, los agricultores que usan la teledetección son los menos.

No obstante, la agricultura de precisión es el camino a seguir por las explotaciones agrarias más profesionales y el uso de drones puede ayudarles a ello. Quizás, como se concluyó en Fimart, en el futuro “no vemos a los agricultores comprando drones, pero sí contratando sus servicios”.

22/10/14

“Los seguros agrarios son la principal herramienta de política agraria nacional”

Sólido, claro, cercano, amable… El actual director de Enesa, José Mª García, es el elegido para estrenar esta nueva sección de entrevistas “A bocajarro”. Aprovecho un descanso de la Segunda jornada nacional sobre seguros agrarios para hacerla. Le corto el paso, me presento y se presta a contestar sin problemas. En la entrevista demuestra que controla lo que lleva entre manos y por lo que sé, mantiene un buen nivel de diálogo con las organizaciones agrarias y con los propios agricultores, puesto que, posteriormente, demostró no tener problemas en responder a las quejas planteadas por un fruticultor aragonés.

“Los seguros agrarios son la principal herramienta de política agraria nacional”

¿Qué hace un veterinario como usted en un mundo como el de los seguros agrarios?
Los seguros agrarios son tanto para las producciones vegetales como para las animales.

Sí, pero hay más vegetales, ¿no?
Sí, el reparto es de un 60-65% para estas y un 40-35% para las ganaderas.

Entonces, ¿ha encajado bien en el cargo?
Sí, además, una de las medidas más potentes que hemos hecho es la retirada y destrucción de cadáveres, algo que conozco bien porque he trabajado en el asunto de las “vacas locas”.

¿Ya se ha cansado de repetir la cantinela de la importancia de los seguros agrarios?
No, no me canso, porque va en el cargo y porque me lo creo. Tenemos unos 11.000 millones de capital asegurado cuando la producción final de la rama agraria está en torno a los 43.000. Todavía nos queda mucho trabajo por hacer. No obstante, la mejor promoción para el seguro agrario es un siniestro, porque quien lo tiene, repite, ya que la indemnización que cobra es superior a lo que ha pagado.

Qué le cuesta más: ¿convencer a los agricultores de que aseguren sus producciones o a la Administración General del Estado para que aporte más presupuesto?
Son niveles diferentes. Ninguno de mis jefes ha dudado nunca de la importancia del seguro agrario. De hecho, los recortes que se han producido en esta partida presupuestaria ha sido muy inferiores a los del resto y cuando ha hecho falta dinero el Ministerio de Hacienda ha respondido a través del Fondo de Contingencia de Ejecución presupuestaria. Esto es una política de estado. Economía y Hacienda saben que cada euro que se pone en seguros agrarios luego se traduce en un dinero que que no hay que aportar cuando se produce una catástrofe.

Entonces, ¿cree que los seguros agrarios son, de momento, la seña de identidad de esa política agraria nacional que muchos solicitan para nuestro país?
Es la principal herramienta de política agraria nacional. De hecho nos basamos en ayudas del Estado, no es la PAC.

Por cierto, ¿cómo es la relación con Agroseguro?
Muy cordial, muy buena, aunque no siempre estamos de acuerdo y a veces se producen tensiones entre diferentes agentes: los representantes del sector por un lado y las compañías aseguradoras por otro. Entonces es cuando nos toca hacer de árbitro.

 

 

13/02/14

La definición de agricultura familiar, todo un dilema

A finales del año pasado, la ONU declaró 2014 como el Año Internacional de la Agricultura Familiar Agraria, (iniciativa surgida en el Foro Rural Mundial, cuya sede está en el País Vasco). Sin embargo, aunque parezca que todo el mundo tenga claro qué es la agricultura familiar, el término se torna complejo cuando hay que definirlo.

Eso es lo que pasó en el IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural celebrado en Zaragoza, en el que los principales responsables de los colectivos agrarios se vieron en cierto aprieto cuando una persona del público les pidió que dieran su definición de agricultura familiar.

La definición de agricultura familiar, todo un dilema

Sin duda alguna, el secretario general de UPA, Lorenzo Ramos, fue el más concreto y supo poner en valor su actual cargo de coordinador del Comité español del Año Internacional de la Agricultura Familiar. “Para UPA, la agricultura familiar es aquella que gestiona el titular o titulares de la explotación, creando además empleo, y que está implicada en el territorio donde se ubica y por tanto lo gestiona de manera sostenible, invierte en él y trabaja por él”, declaró.

Por su parte, el secretario general de COAG, Miguel Blanco, reconoció que, aunque la defensa de la agricultura familiar ha sido el lema original de su organización, actualmente prefieren hablar de “modelo social” de agricultura, puesto que hoy, los miembros de una familia no se implican tanto en la explotación agraria como antes. “La agricultura familiar es la del agricultor profesional, el autónomo, la de las pequeñas y medianas empresas que generan autoempleo”, concretó.

El presidente de Cooperativas Agro-alimentarias, Fernando Marcén, explicó que, en su opinión, “agricultura familiar es la que transmite la tradición, pasando de padres a hijos, la que vive choques generacionales, la agricultura que produce, pasa por sus dificultades financieras y la que para competir tiene que apoyarse en otros”, haciendo ver la necesidad de agruparse y organizarse que tienen los agricultores.

Por su parte, el vicepresidente de ASAJA Nacional, José Manuel Cebollada, consideró que la definición de la agricultura familiar no se puede medir según el número de hectáreas o de cabezas de ganado. “ASAJA defiende el modelo empresarial, la agricultura activa, porque las empresas también generan trabajo en el medio rural”, apostilló.

Finalmente, el broche lo puso Lorenzo Ramos, quien añadió que, según la FAO, se entiende como agricultura familiar “una forma de clasificar la producción agrícola, forestal, pesquera, pastoril y acuícola, gestionada y operada por una familia y que depende principalmente de la mano de obra familiar, incluyendo tanto a mujeres como a hombres”.

Todo un modelo a tener en cuenta puesto que la agricultura familiar es la que produce el 70% de los alimentos consumidos en el mundo.

Nota: Foto tomada del banco de fotos de la organización agraria UPA.

12/02/14

Qué hacer antes de invertir en maquinaria agrícola, según Luis Márquez

El doctor ingeniero agrónomo y profesor de Mecánica en la Universidad Politécnica de Madrid, UPM, Luis Márquez, ha sido el protagonista de un homenaje que se le ha brindado en el IV Congreso Nacional de Desarrollo Rural, celebrado en el marco de la Feria Internacional de Maquinaria Agrícola, FIMA 2014.

Qué hacer antes de invertir en maquinaria agrícola, según Luis Márquez

Márquez, considerado uno de los mayores expertos del sector, ha aprovechado el evento para ofrecer una clase magistral sobre “El impacto de la mecanización agraria en el mundo rural”. En ella ha dado una serie de recomendaciones para quienes vayan a comprar maquinaria agrícola, siguiendo la máxima “invertir racionalmente para reducir costes”.

En este sentido, el veterano profesor propone:

1º-La adquisición de un tractor o de sus equipos debe hacerse después de evaluar tanto la inversión como las características técnicas de las máquinas y las de la explotación agraria donde se vayan a aplicar.

2º-En muchas ocasiones se compra tecnología que no se necesita o que no se puede utilizar. Otras veces, no se sabe manejar y hace falta la formación precisa impartida desde los concesionarios.

3º-Hay que hacer cuentas y contabilizar la eficiencia energética en las actividades agrarias para mejorarla.

4º-Primero hay que buscar la maquinaria o los equipos necesarios, luego el tractor más adecuado y no a la inversa.

5º-En los fabricantes de la Unión Europea la sofisticación llega a límites extremos, cuando lo que se precisa son modelos sencillos, fiables y seguros.

6º-Se puede apostar por el asociacionismo, utilizando en común las máquinas y dejando de lado el individualismo.

7º-Es preciso redimensionar las explotaciones agrarias españolas que actualmente es reducida.

El profesor Márquez también ha realizado varias reflexiones significativas, afirmando que, actualmente, el parque de tractores español está sobredimensionado. Así, según sus cálculos, tomando como referencias base una explotación de cereal de invierno y un tractor de 90CV, España precisaría 281.000 tractores, cuando en la actualidad hay un censo de 875.950 aunque puede que sólo 500.000 estén realmente operativos. De esta forma, el parque disponible duplica las verdaderas necesidades del sector.

Finalmente, aunque las ventas de tractores nuevos ha repuntado levemente en 2013 según las estadísticas de maquinaria nueva inscrita realizadas desde el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Márquez ha hecho hincapié en que por cada tractor nuevo censado, más de 2,5 han cambiado de propietario, por lo que el mercado de segunda mano o de tractores usados ha estado mucho más vivo durante los años marcados por la crisis económica.

Nota: Puede acceder a la ponencia completa de Luis Marquéz publicada en el libro-programa del Congreso, páginas 84-96.

11/12/13
Logo vaca PACa

La vaca PACa y otras innovadoras formas de contar la PAC

La vaca PACa y otras innovadoras formas de contar la PAC

La vaca PACa en España, Village Folk en Eslovenia, farmsup en Grecia o Ranzco en Polonia. Todas son nuevas formas de acercar la Política Agraria Comunitaria a la sociedad civil, una cuestión que ocupa y preocupa a muchos de los que trabajan en el diseño y ejecución de la propia PAC. ¿Por qué? Pues porque se trata de una política muy compleja y cambiante que hay que transmitir de forma sencilla y directa, tanto a los ciudadanos como a los agricultores.

Para motivar estas acciones de comunicación, la Dirección General de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea creó hace unos años unas ayudas con el objetivo de apoyar aquellas medidas que mejoraran la difusión de la PAC. Y, posteriormente, para reconocer el trabajo realizado, en 2012, —coincidiendo con la celebración de los 50 años de la PAC, la propia DG Agri (como se le denomina en el sector)— ideó los premios de comunicación de la PAC, los CAPCA.

Estos galardones se han entregado en dos ediciones: en 2012 y 2013, siendo uno de los vencedores de este último año la Unions Agrarias UPA de Galicia, UUAA, con la campaña “La nueva PAC y sus repercusiones en la ciudadanía europea” y la vaca PACa como elemento más atractivo de la misma. La mascota ha servido de reclamo en ciudades, ferias, colegios y universidades para acercar al ciudadano a una granja móvil donde se podían ver animales y conocer un poco más la producción agrícola y ganadera de la zona. La acciones se han llevado a cabo en diferentes lugares de España como Galicia, Aragón, Extremadura, Andalucía y Murcia.

Según informan desde la organización agraria, la UUAA viene desarrollando este tipo de proyectos desde el año 2005 y consideran que la elección de una mascota ha sido el gancho definitivo para llegar a más público, atraer más a los medios y conseguir el premio. En opinión de su secretario general, Roberto García, lo más diferente de este año era la vaca PACa, una acción con la que, por poco dinero, se consigue un mayor impacto, que es también lo que se busca desde la DG Agri.

De los 118 proyectos presentados a los CAPCA también fue seleccionado como finalista el de Croacia, que sorprendió por su rapidez, ya que antes de que el país entrara en la UE y ampliara el Club comunitario de 27 a 28 estados miembros, la Agencia Nacional para el Desarrollo Rural ya comenzó a promocionar las bondades de la PAC entre sus ciudadanos.

Por otra parte, el proyecto Village Folk de Eslovenia difundió la Política Agraria a través de 25 pequeños documentales sobre historias reales que muestran la importancia que tiene la producción de alimentos en nuestro futuro.

Otra iniciativa galardonada fue la de WWF en la zona del mar Báltico, donde la alta contaminación de las aguas por los nutrientes del campo han llevado a la organización a crear unos premios para aquel agricultor que sea más innovador en la reducción de fertilizantes en la tierra.

En la categoría de innovación el premio fue para AgriChatUK, un chat semanal que a través de Twitter fomenta el debate entre agricultores, políticos, representantes agrarios y todo aquel que quiera participar en el Reino Unido.

El premio especial del público se lo llevó el proyecto griego farmsup.eu, y aunque no es de esta edición, algunos todavía recordamos a uno de los vencedores en 2012: la serie polaca Ranzco, un serial de gran éxito en el país donde, en clave de humor, se introducían conceptos de la PAC para que los conocieran los ciudadanos.

Está claro que una buena campaña de comunicación puede convertir a algo tan tedioso como la PAC no sólo en útil y efectivo, si no también en ameno y divertido. Queda demostrado que la información y difusión no tienen por qué ser aburridas.

Nota: Para completar este artículo, recomendamos la lectura de “La agricultura es divertida” del blog Periodismo Agroalimentario. 

25/11/13
Logo año internacional agricultura familiar

El origen vasco del Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014

El pasado 22 de noviembre la ONU presentó la celebración del Año Internacional de la Agricultura Familiar, AIAF 2014, para el próximo año con el objetivo de destacar el enorme potencial de los agricultores familiares para erradicar el hambre y conservar los recursos naturales.

Aunque esta conmemoración se relacione con países en desarrollo de África, América del Sur, la India o el Lejano Oriente, lo cierto es que la agricultura familiar también está estrechamente vinculada con la producción europea, puesto que según un reciente informe sobre la agricultura comunitaria, el 97 por ciento de las explotaciones agrarias de la Unión son familiares.

El origen vasco del Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014

En este sentido, la elección de este asunto como una efeméride a celebrar ha sido aplaudida desde distintas instituciones y organismos, como la FAO (el brazo de la ONU para la agricultura y la alimentación), el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Dacian Ciolos, las cooperativas agroalimentarias europeas (COPA-Cogeca) y las organizaciones agrarias patrias COAG y UPA, que consideran que se trata de “una oportunidad única para impulsar la agricultura familiar” y que no es otra que la que ellas defienden.

Sin embargo, apenas se destaca de que el origen de esta celebración se gestó en España, en concreto, en el País Vasco, donde se encuentra la sede del Foro Rural Mundial. “La propuesta del Año Internacional de la Agricultura Familiar se lanzó en 2008, se fueron sumando organizaciones y en el Conferencia Mundial de la Agricultura Familiar de 2011 se concretaron las cuestiones en las que queríamos hacer hincapié”, explica a Lacriba.net la responsable de Relaciones Internacionales del Foro Rural Mundial y coordinadora adjunta del Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014, Laura Lorenzo. De este modo, aunque la FAO coordina el programa oficial de la celebración, la organización con sede en la provincia de Álava es la responsable del programa de la Sociedad Civil para el AIAF-2014 e impulsor de su declaración junto con más de 360 organizaciones de los cinco continentes.

Respecto al Foro Rural Mundial, sus inicios comenzaron a gestarse hacia 1997 y 1998, cuando varios ideólogos del País Vasco, Suiza y Chile apostaron por constituir un organismo internacional que apostara por el desarrollo rural. Aunque al inicio contó con un mayor apoyo de las instituciones, cooperativas y empresas vascas —por ser las más cercanas— ha ido alcanzando una composición cada vez más internacional de manera que actualmente, su junta directiva está compuesta por miembros de todos los continentes, según afirma Laura Lorenzo.

No obstante, tanto en el Foro Rural Mundial como en la campaña de promoción del Año Internacional de la Agricultura Familiar 2014, de los ocho patrocinadores, cuatro son vascos (Fundación Kaiku, IPAR Kutxa, la Federación de Cooperativas Agroalimentarias de Euskadi y la Fundación Candido Iturriaga), aunque la mitad del presupuesto para este año provenga de organismos internacionales.

Desde que el pasado 22 de noviembre la ONU diera el pistoletazo de salida, en muchos lugares del mundo se van a celebrar diferentes actividades, ferias, encuentros centrados en la Agricultura Familiar, siendo uno de los más destacados de Europa la conferencia que se lleva a cabo el 29 de noviembre sobre “Agricultura familiar: Un diálogo hacia una agricultura más sostenible y duradera en Europa y en el mundo”.

14/11/13

Las tres últimas APPs para los smartphones de agricultores y ganaderos

Al estilo “cada maestrillo, tiene su librillo”, podemos decir que “cada organización agraria tiene su APP—a excepción de ASAJA que ha apostado por el proyecto “Compras en conjunto” en lugar de por la “Plataforma de soluciones profesionales para el sector agrícola y ganadero”—. Resulta muy curioso que en el plazo de una semana, la Unión de Pequeños Agricultores, UPA, haya presentado la aplicación para móviles “A pie de campo” y COAG haya hecho lo propio con otra cuyo nombre es más “familiar”: “iNMA“. Ambas app son gratuitas, compatibles con todo tipo de smartphone, pueden encontrarse en las tiendas de descarga de Apple Store y de Android (Google Play) y han elegido como imagen el perfil de un tractor. 

Las tres últimas APPs para smartphones de agricultores y ganaderos

En la “App Campo” de UPA se diferencian dos áreas, la de “Actualidad”, con noticias,vídeos, agenda de eventos, etc y la de “Utilidades”, donde se puede encontrar información meteorológica, un localizador de lugares de interés, un módulo GPS que ayuda  a guiar a la maquinaria agrícola y otro módulo sobre seguros agrarios.

Por su parte, iNMA, de COAG, también ofrece la predicción meteorológica, una agenda con fechas de eventos y días clave para plazos de solicitud y cobros de ayudas e información sobre seguros agrarios. A ello, añade la actualización semanal de los precios de todos los sectores agrarios; un cuaderno de campo on-line; los avisos de las enfermedades vegetales y animales; unos indicadores básicos para el riego y el anuncio de promociones de suministros agrarios.

Pero como no hay dos sin tres, un día antes de que COAG presentara a “iNMA” el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente —que por cierto, ha cofinanciado con la Unión Europea los dos proyectos anteriores— también dió a conocer la APP del “Perfil Ambiental de España 2012” con información sobre agricultura, economía verde, industria, pesca, turismo, energía, suelo, agua, calidad del aire, etc.

La tecnología avanza y los productores de alimentos (frente a lo que otros puedan pensar) no son ajenos a ello. Las aplicaciones para móviles y tabletas están de moda y al sector agroalimenario llegan en forma de asesores.

Además, como bien se indica desde UPA, España se ha convertido en el país europeo con mayor penetración de smartphones y tabletas y se considera que el 55% de los poseedores de teléfonos móviles tiene smartphone y de que alrededor de 22 millones de españoles usan aplicaciones (apps). Entre tanto usuarios, habrá algunos agricultores y ganaderos, ¿no?; y eso a pesar de que todavía, en algunas zonas rurales, la cobertura y la conexión a internet lamentablemente son escasas.

7/11/13
La PAC y sus palabros

La PAC y sus “palabros”

Transmitir al ciudadano de a pie qué es la política agraria no suele ser algo sencillo, puesto que, normalmente, son cuestiones muy técnicas y desconocidas para gran parte de la sociedad. Si a eso se suma que con cada reforma de la Política Agraria Común, PAC, se incorporan nuevos conceptos que dan pie a nuevas nomenclaturas o “palabros”, la cosa se complica todavía más.

Así, en la reforma de 1992 apareció el término de desarrollo rural y, posteriormente, el de desarrollo sostenible, algo que hoy está muy interiorizado aunque entonces, hace más de 20 años, sonara a chino. Con la Agenda 2000 llegó la degresividad —reducción de los pagos compensatorios en función de las ayudas PAC percibidas—, la desvinculación o desacoplamiento de las ayudas —al separarlas de la producción— y la multifuncionalidad de la agricultura.

Poco antes de la reforma de la PAC en 2003 ya se hablaba de condicionalidad o eco-condicionalidad y de modulación de las ayudas.  En el período 2007-2013 apareció lo que hoy ya es un clásico, el pago único. Y, actualmente, a las puertas de una nueva reforma 2014-2020, los conceptos que están más de moda son el greening o pago verde y el de agricultor activo (término que en España todavía está por definir).

La PAC y sus palabros

Sin embargo, este panorama lingüístico todavía se torna más complejo cuando al lenguaje técnico de la política agrícola se incorpora el del mundo de las siglas.

De este modo, la PAC (Política Agraria Común) es la más popular, con sus OCMs (Organizaciones Comunes de Mercado) que a partir de 2007 se simplificaron en una y que nunca hay que confundir con la OMC, (Organización Mundial de Comercio). También hay que tener en cuenta a las OPs (organizaciones de productores) que en el sector de las frutas y hortalizas son OPFH; y a las populares marcas de calidad alimentaria, como las DOC (Denominación de Origen Calificada), IGP (Indicación Geográfica Protegida) o ETG (Especialidad Tradicional Garantizada).

En el área del Segundo Pilar, en el desarrollo rural, la cosa tampoco es sencilla. Así, ha habido que hacer mucha pedagogía para que el término Leader no resultara algo extraño en el medio rural. También se habla mucho del PDR (Programa de Desarrollo Rural) que es diferente al PDRS (Programa de Desarrollo Rural Sostenible, derivado de la Ley de Desarrollo Sostenible del Medio Rural); o de los GAL (Grupos de Acción Local, que nada tienen que ver con los Grupos Antiterroristas de Liberación) y que puede que en un futuro cercano se denominen DLCL (procedente del enfoque de Desarrollo Local a cargo de Comunidades Locales).

Para terminar, por si todo esto fuera poco, la futura PAC trae más novedades en I+D+i, área que recibe una financiación especial y que incorpora un novedoso concepto con unas nuevas siglas: las EIPs (European Innovations Partnerships o Asociaciones Europeas de la Innovación) a las que, sin duda, también habrá que ir acostumbrándose para incorporarlas a lenguaje cotidiano del agro.

Conclusión: el sector agrario produce alimentos y también muchas palabras, siglas o “palabros” ideales para una partida de scrabble. ¿Jugamos?