19/04/15
Opinion Lacriba.net

Nacido en España, admirado en el mundo… y pegado con Photoshop

Figuras de la marca España sin detalles con el Magrama

A veces no sé si es que soy demasiado crítica o es que hay cosas que sólo me sientan mal a mi.

El pasado 30 de marzo la ministra Isabel García Tejerina, presentó la campaña de promoción de Alimentos de España en los mercados internacionales. El acto, que en principio estaba previsto para el 25 de marzo, se retrasó hasta el día 30 por la tragedia aérea de Germanwings, —rozando el límite legal establecido, ya que está prohibido hacer publicidad institucional en período electoral y el 31 de marzo era cuando se tenía que publicar el Real Decreto de las próximas elecciones municipales—.

Cuando pude ver los anuncios presentados, impresionada me quedé por la mala calidad de los materiales de la campaña protagonizada por el tenista Rafa Nadal.

Figuras de la marca España sin detalles con el Magrama

Prometo que cuando supe que era el elegido para hacer los anuncios de aceite y aceitunas, vino y jamón ibérico, me lo imaginé entre olivares, viñedos y secaderos, o mejor aún, cogiendo aceitunas, vendimiando o en medio de una dehesa.

Pese a que es difícil compaginar imágenes de la recogida de la aceituna y de la vendimia con la carrera de un deportista de élite, estaba segura de que los creativos de publicidad me sorprenderían… aunque nunca pensé que para mal. Las fotos de estudio, recortadas y pegadas  sobre un olivar o un viñedo distan mucho de lo que había imaginado, y tristemente, reflejan una imagen bastante ficticia que transmite poco.

Vamos, que el eslogan de la campaña podría completarse de la siguiente manera: “Nacido en España. Admirado en el mundo” y pegado con Photoshop.

Figuras de la marca España sin detalles con el Magrama

Posiblemente, esta campaña de promoción ha sido la que más expectación ha levantado de todas las presentadas por Agricultura en los últimos años. La razón, su protagonista: Rafa Nadal. Sin embargo, según me cuentan, el evento se deslució bastante por la ausencia del deportista, que en ningún momento confirmó su asistencia y que se encontraba en un torneo en Miami. Y a pesar de que se va a desembolsar 1,4 millones de euros en los dos años que va a durar la misma, en la era de la super-comunicación y las nuevas tecnologías, parece que a nadie se le ocurrió la idea de que enviara un pequeño vídeo con unas declaraciones para hacer acto de presencia en el evento.

Figuras de la marca España sin detalles con el Magrama

Este detalle sí que lo tuvo el reconocido cocinero José Andrés, que el 23 de octubre de 2013 recibió el Premio Extraordinario Alimentos de España 2012, acto al que no acudió porque, según dijo en un vídeo, tenía que trabajar en su restaurante. Una presencia que, al parecer, no fue tan indispensable el 30 enero de 2014 —justo cuando se celebraba la XII edición de Madrid Fusión—  momento en el que el chef se pasó por el despacho del entonces ministro Miguel Arias Cañete para recoger su diploma y su galardón.

En los últimos años, estas dos figuras que representan internacionalmente a nuestro país han sido reconocidas o beneficiadas por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Sin embargo, las respuestas de los aludidos a los honores del Magrama —y por extensión, del Gobierno de España— no creo que hayan sido las más adecuadas. Y eso que son personas que, por sus éxitos profesionales y su forma de ser, despiertan muchísima simpatía entre los españoles (incluida yo misma).

Ser reconocido por el gobierno de tu país o contratado por el mismo para una importante campaña internacional ¿no se merece un mayor tacto? El Gobierno de España (del que forma parte el Ministerio de Agricultura), ¿no representa a todos los españoles?, [gobierne quien gobierne].

No es de mi agrado ni criticar el trabajo de publicistas ni meter el dedo en el ojo de grandes figuras que representan a España internacionalmente. Sin embargo, pienso que este tipo de cosas tampoco se pueden dejar caer en saco roto y que hay que exigirse más cuando se trata de velar por la imagen de todos.

5/03/15
Opinion Lacriba.net

La agricultura sostenible de Coca-Cola

Aunque esta noticia ya es vieja, no me resisto a comentarla, analizarla y contextualizarla: El pasado 10 de febrero Fanta (en España, Coca-Cola Iberian Partners S.A.) lanzó la “Guía Fanta de buenas prácticas sostenibles en el cultivo de cítricos”, una publicación que resume “las principales actuaciones que deben ser llevadas a cabo para mantener o incrementar la productividad de un cultivo, causando los menores impactos ambientales posibles” (sic).

La agricultura sostenible de Coca-Cola

El proyecto va dirigido, principalmente, a todos los citricultores que suministran de naranjas y limones a Frusa, una planta valenciana de zumos que posteriormente sirve a Fanta. La iniciativa, patrocinada por Coca-Cola, ha sido coordinada por la empresa Ineditinnova y en ella también ha participado el Instituto de Investigación Tecnológica Agraria de Cataluña, el IRTA.

La guía, el poster y el vídeo promocional están muy bien, no sólo porque puede mejorar la calidad de los refrescos, sino porque fomenta, hacia un público joven y también hacia los citricultores, la necesidad de trabajar por una agricultura sostenible.

¿Y cuánto zumo de naranja o limón lleva la Fanta?, me pregunté. Según este artículo de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios), la de naranja un 8% y la de limón un 6%, porcentajes  inferiores a los de azúcar, que en la primera es un 12,9 y en la segunda un 12,8.

Visto así, una servidora se sigue preguntando ¿dentro de un tiempo Coca-Cola ampliará sus prácticas de agricultura sostenible a la remolacha (si es de ahí de donde procede el azúcar que utilizan)?  

“Nuestro enfoque de la agricultura sostenible se basa en los principios de protección del medio ambiente, en la defensa de los derechos humanos y de los trabajadores y en la contribución para construir sociedades más sostenibles”. Esa es la motivación de Coca-Cola Company para editar esta guía, así como que todos sus proveedores cumplan las siglas de SAGP (Sustainable Agriculture Guiding Principles).

Algo que chirría a quienes desde hace más de un año sabemos que el ERE de Coca-Cola no deja de ser noticia y que hasta la Audiencia Nacional ha dado la razón a los trabajadores.

Es más, sus principios de SAGP sobre la “libertad sindical y negociación colectiva” o de “respetar las horas de trabajo y los salarios” indigna al ver el documental “El Affaire Coca-Cola” (2009), —apenas difundido en España y que conocí gracias a una conferencia de la periodista Rosa María Calaf—. Esta película recoge la voz de un sindicato colombiano que acusa a la empresa Coca-Cola de secuestrar, torturar y asesinar a varios cientos de sindicalistas que lucharon para mejor las condiciones de trabajadores en Colombia, Guatemala y Turquía.

Coca-Cola es una gran marca, una multinacional todopoderosa y, como periodista agraria, ojalá su apoyo a la agricultura sostenible hubiera tenido más impacto social. Sin embargo, la chispa de la vida, cada vez brilla menos. 

 

26/02/15
Opinion Lacriba.net

VII Congreso de Cooperativas Agroalimentarias… ¡dime, dime!

¡No sabéis cuánto me fastidia no poder asistir al VII Congreso de Cooperativas Agroalimentarias que comienza hoy en Valencia! Desde el de Salamanca de 2002, no me había perdido ninguno y tened por seguro que lo voy a echar en falta.

¿Por qué? Pues porque es un evento que congrega a lo más granado del agro español, y la de noticias que se saca de estos congresos. ¡Casi para llenar todo un periódico!

No sólo por lo que se dice en las charlas y conferencias —que dicho de paso, hay de todo, como en botica— sino, principalmente, por los comentarios de los pasillos y las confesiones que se hacen entre viandas y copas de vino… (Muchas de las cuales, lamentablemente, luego no se pueden contar).

VII Congreso de Cooperativas Agroalimentarias… ¡dime, dime!

El comisario europeo de Agricultura; la ministra del ramo y su corte; consejeros del sector agrario; diputados y senadores [no quiero pensar cuántos, ahora que estamos en pre-campaña electoral]; presidentes y gerentes de cooperativas; responsables de importantes empresas y entidades financieras; líderes de organizaciones agrarias… Muchos son los que suelen acercarse a los congresos de Cooperativas, y de los que no, hay que preguntarse el por qué de su ausencia.

Aunque sabed que no sólo se obtiene buena información de los “popes” agrarios. A veces es mucho más ilustrativo codearse con los cooperativistas, quienes en ocasiones desvelan más abiertamente las intrahistorias de sus empresas y federaciones o hacen confesiones sobre algún subsector agroalimentario que dominan.

Cooperativas Agroalimentarias celebra su séptimo congreso y desde que organizó el primero, en 1993 en Madrid, sus lemas han sido: “Un esfuerzo común” (1993); “Sembrando futuro” (1996 en Barcelona); “Conectados al campo del siglo XXI” (1999 en Sevillla); “Nuevos retos, nuevas respuestas” (Salamanca, 2002); “Compartiendo oportunidades” (Santiago de Compostela, 2006); “Somo futuro” (Zaragoza, 2010) y “Razones de futuro” (Valencia, 2015).

A tenor de todo esto, el futuro es algo que siempre inquieta a las cooperativas, al igual que la integración, la innovación, la financiación, la reducción de costes de producción, los mercados internacionales… Temas típicos y recurrentes sobre los que siempre se hace hincapié en dichos eventos.

Con casi 26 años de historia, la anteriormente conocida como CCAE (Confederación de Cooperativas Agroalimentarias de España) llega sólida a su séptimo congreso, aunque sus federaciones sigan sin ser una piña. No obstante, que Andalucía (la federación con mayor peso económico) adoptara el año pasado el nuevo nombre e imagen de Cooperativas Agroalimentarias se puede considerar todo un logro que hace apenas un par de años parecía impensable.

Confío en que este VII Congreso de Cooperativas Agroalimentarias sea tan provechoso para sus asistentes como fueron los anteriores para mi y estoy segura de que la organización seguirá siendo tan buena y efectiva como siempre.

¡Muchas suerte!

30/01/15
Opinion Lacriba.net

Año nuevo, vida nueva, y sin Olatz Ruiz

Año nuevo, vida nueva. Así ha sido mi comienzo de 2015. Pero a la incertidumbre de una nueva aventura se sumó una mala noticia que a algunos nos llegó como un mazazo: el fallecimiento, el pasado 6 de enero, de nuestra compañera y colega Olatz Ruiz.

Olatz fue periodista especializada en agroalimentación, todo un referente en Andalucía y en parte de España. Licenciada en Periodismo por la Complutense de Madrid, trabajó en Diario 16 de Andalucía, donde fue jefa de la sección de Economía. Posteriormente, fue periodista free-lance y estuvo vinculada a la Asociación de la Prensa de Sevilla y a la Asociación de Periodistas Agroalimentarios de España, APAE.

Año nuevo, vida nueva, sin Olatz Ruiz

Olatz manejaba a la perfección la información agroalimentaria y defendió su divulgación en medios como El Mundo, el Correo de Andalucía o el Diario de Sevilla, donde desde noviembre de 2013 hasta sus últimos días coordinó el suplemento AGR.

Olatz también colaboró durante más de una década con Europa Agraria, medio en el que me forjé profesionalmente y dirigí durante sus últimos ocho años.

Recuerdo cómo todos los meses, cuando debía leer de cabo a rabo todo el periódico, esperaba con ganas la media página de opinión que escribía Olatz, su “Echando cuentas”. Reconozco que casi siempre disfrutaba con sus artículos, finos y agudos en la mayoría de las ocasiones.

Ambas coincidíamos en nuestro interés por la política agraria y por los políticos que la dirigen, por sus declaraciones y gestos, por las cosecuencias económicas y sociales de las decisiones gubernamentales. Recuerdo cómo, a veces, intentábamos sonsacarnos información, la una a la otra, a ver qué sabías tú que pudiera servirme a mi, y viceversa. Ay… ¡qué “larga” eras Olatz!

Profesionalmente, la mayor virtud de Olatz era tejer un magnífico texto con dos ideas o comentarios: los contextualizaba, los analizaba y desmenuzaba y ¡voilà! Rozaba la perfección.

Confieso que mi directora entonces, Alicia Vives, y yo, todavía envidiamos esa capacidad de Olatz. Eso sólo lo sabía hacer ella, quien albergaba un gran poso de conocimiento del sector, y quien además poseía la maestría de organizar las ideas y elegir las palabras adecuadas para que el resultado fuera interesante y atractivo. ¡Chapó Olatz!

Personalmente, Olatz fue una mujer solitaria, a la que le gustaba ir a su aire. Por eso, cuando discretamente nos comentó su enfermedad a los compañeros de APAE, algunos preferimos guardar silencio y no difundirlo, comprendiendo esa discreción de la que Olatz hacía gala.

Me contaron que en su funeral Olatz estuvo muy bien acompañada por compañeros de la Asociación de la Prensa de Sevilla (quienes velaron por ella en sus últimos días [gracias!]), por periodistas y directores de medios de información andaluces y por gentes del sector agrario.

No pude estar allí, aunque, al igual que ya hicieron otros colegas tuyos de El Mundo, el Diario de Sevilla o del periodismo agroalimentario, he querido retomar contigo mis “cribas” y rendirte este discreto espacio.

Olatz, te echamos y te echaremos de menos.

17/11/14
Opinion Lacriba.net

Los recortes en comunicación de la Comisión Juncker

Dos semanas es el tiempo que lleva el nuevo equipo del conservador Jean-Claude Juncker al frente de la Comisión Europea. En estos días, hemos sido más conscientes del escándalo “Lux Leaks” —protagonizado por el luxemburgués cuando fue presidente de su país— que de las prioridades y los cambios que éste ha planteado en el equipo que ahora nos gobierna Europa. 

Entre esos cambios, uno que apenas han trascendido es el importante recorte que ha llevado a cabo la Comisión Juncker en el número de “spokesman” o portavoces. Hasta hace unas semanas, cada comisario contaba con uno, que servía tanto para dirigir la relación del político con los medios de comunicación como para hacer declaraciones sobre alguna decisión del comisario en cuestión. Desde esta legislatura, los que antes eran 28 se han reducido a 13, lo que sin duda, afectará a la relación con los medios de información.

Los recortes en comunicación de la Comisión Juncker

Una vez más, los recortes se han hecho palpables en el campo de la comunicación, esa que es tan importante para obtener una buena información —que algunos consideramos vital para la salud de los sistemas democráticos— y que actualmente vuela a la velocidad del rayo gracias a las redes sociales. Aunque desde Bruselas afirmen que gracias a esta reducción habrá una relación “más familiar” con los medios, lo que es evidente, una vez más, es la escasa visión y el poco acierto que dedica un gobierno a algo que debería ser esencial: transmitir correctamente a sus ciudadanos qué hace y por qué.  

En el caso que nos interesa, el periodista portugués Daniel Rosario —excorresponsal del periódico Expresso y del Radio Renascença del país vecino— va a ser el portavoz de Agricultura y Desarrollo Rural, actividad que compaginará con el mismo cargo en la Comisión de Comercio, dirigida por la sueca Cecilia Malström.

Así, con toda probabilidad, a Rosario [que seguro que chapurreará español con algunos de los periodistas de nuestro país] le tocará hablar tanto de leche, como de frutas, porcino, productos ecológicos, OGMs, ayudas PAC, el programa Leader, las DO e IGP,…, además de otro sinfín de cuestiones sobre Comercio. ¡Suerte!

De momento, sobre el comisario de Agricultura y Desarrollo Rural, Phil Hogan sabemos que, a diferencia de su antecesor, cuenta con una mayor experiencia en política que en agricultura; que, según le cuentan a Pedro Narro (ASAJA Bruselas)se ha dedicado a hincar los codos para ponerse al día en el sector; y gracias a la fotografía que se hizo con la ministra española Isabel García Tejerina, conocemos que, antes de ser un “gran comisario”, es evidente que es un “comisario grande”.  

Los recortes en comunicación de la Comisión Juncker

¿Y Cañete? ¿Se acuerdan de él? Se ha reconvertido en el comisario “MAC Europa”, y a tenor de este selfie que se ha realizado con su equipo, además de hacerles trabajar por el clima y la energía de los 28, ya les está divirtiendo con sus ocurrencias jerezanas. Genio y figura…

 

6/10/14
Opinion Lacriba.net

Ay, ¡qué cosas les pasan a los políticos del agro!

Coincidencias y curiosidades. Paradojas y, si quieren, hasta chascarrillos. De esto va este artículo que interesará a quienes, como a una servidora, le guste observar y analizar a los políticos y, sobre todo, a los que están y han estado vinculados al sector agroalimentario.

Ay, ¡qué cosas tienen estos políticos del agro!

Y es que ¡quién iba a decir que un día antes de que el presidente de Cataluña, Artur Mas, firmara el decreto de convocatoria del la consulta soberanista del 9 N, miembros destacados de los tres partidos que más andan a la greña iban a hacerse esta foto!:

La imagen se obtuvo en la Feria de Sant Miquel de Lleida y tiene su chicha si se piensa que justo en ese mismo momento el “molt honorable” Jordi Pujol estaba declarando ante el Parlament de Cataluña y, sobre todo, si se tiene en cuenta lo que iba a pasar al día siguiente.

Al volante del tractor se muestra sonriente la ministra de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina (del PP); justo detrás el consejero de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural de Cataluña y uno de los líderes de Unió, Josep María Pelegrí; y a su derecha el alcalde de Lleida, Angel Ros, quien en su día fuera uno de los hombres fuertes del PSC dispuesto a sustituir a José Montilla.

Sin duda, la buena sintonía demostrada entre todos ellos es digna de elogio a tenor de las desavenencias que hay entre los líderes de sus respectivos partidos.

Ya en Bruselas, días después, se dio otra curiosa situación: la socialista Iratxe García, —quien en la anterior legislatura de la UE fuera la portavoz de su partido en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo— participó en el examen que hizo esta institución a quien ha sido unos de los ministros de Agricultura más valorados en los últimos años, Miguel Arias Cañete. Ambos, que conocen y han defendido la agricultura española, el pasado 2 de octubre se dedicaron a otros menesteres de Clima y Energía.

Y más paradojas: si en a mediados de julio Iratxe García no se mostraba muy satisfecha porque la larga sombra del PSOE de Andalucía le hizo dejar el cargo de titular de Agricultura a su colega andaluza, Clara Aguilera, desde principios de septiembre la situación ha cambiado considerablemente, puesto que el actual secretario general de Partido Socialista, Pedro Sánchez, la ha propuesto y ha sido nombrada sustituta de Elena Valenciano al frente de la Delegación de los socialistas españoles en la Eurocámara.

Y es que, en política, como en la vida misma, ¡puede pasar de todo!

19/09/14
Opinion Lacriba.net

El curso más político de García Tejerina

Por fin ha comenzado el curso. Y ¡para todos!, incluido los políticos. Aunque en el caso del sector agrario, la ministra Isabel García Tejerina tan apenas haya tenido tiempo para tomarse un descanso durante el verano que ya termina: si el 2 de agosto sabíamos que estaba disfrutando en Segovia de su deporte favorito, el tenis, apenas siete días después ya estaba de nuevo frente al timón de Atocha para hacer frente al veto ruso.

El curso más político de García Tejerina

“No pasa nada. Es mi obligación”, ha reconocido —lógicamente— la titular de Agricultura a ABC cuando se le recuerda que apenas ha tenido vacaciones.

García Tejerina encara un curso en el que, no sólo va a tener que lidiar con las cuestiones de su cartera, como ya está más que acostumbrada, si no que también tendrá que hacer frente a las políticias, incluídas las guerras internas de su partido, el PP.

Durante el pasado mes de julio ya recibió un aviso a través de la encuesta del CIS, donde se indicaba que, con diferencia, es la ministra más desconocida del Gobierno de Mariano Rajoy, puesto que el 65,4 de los encuestados ni la conocen. Obviamente, tras los excelentes resultados que hace un año cosechaba su mentor y predecesor en el cargo, Miguel Arias Cañete, las comparaciones pueden resultar odiosas.  

Y parece que precisamente eso es lo que ya están haciendo los miembros del Partido Popular, ya que, a tenor de algunas informaciones publicadas en agosto, consideran que Agricultura es un ministerio que está desapareciendo de los medios porque su actual titular no tiene tanto gancho político y mediático como el anterior.

Así las cosas, con unas elecciones autonómicas previstas para la próxima primavera y otras generales en poco más de un año —a las que se rumorea que se le podrían sumar otros comicios en Cataluña y Andalucía— García Tejerina se debería “poner las pilas” si en un futuro no muy lejano quiere seguir siendo una referencia en esto de la política. 

Aunque en su segunda legislatura en Atocha, la ministra haya cambiado su perfil más técnico hacia otro más político, las críticas a la labor del PSOE, los elogios al Gobierno de Rajoy y los objetivos políticos y económicos del PP que han marcado muchos de sus discursos ya no van a servirle de mucho. 

El curso ha comenzado, y la carrera electoral también.

17/07/14
Opinion Lacriba.net

La alargada sombra del PSOE de Andalucía llega a la Eurocámara

Mucho se habla en estos días del triunfo de Pedro Sánchez como futuro líder socialista y del apoyo de Susana Díaz para conseguirlo. Todo el mundo sabe que Andalucía es el gran granero de votos del PSOE y por eso a veces ocurre eso de que, donde ponga el ojo un socialista andaluz, ¡qué difícil lo tienen el resto!

Algo así es lo que debió pasar en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural del Parlamento Europeo conformada el pasado 7 de julio en Bruselas. Según me cuentan, la eurodiputada socialista Iratxe García, a regañadientes, tuvo que dejar de ser miembro de esta Comisión y pasar a ser suplente para que su colega andaluza, Clara Aguilera, fuera nombrada titular y, además, vicepresidenta de la misma. “¡Ya sabes el peso del PSOE de Andalucía!”, me comentaron.

Durante los últimos cinco años esta vallisoletana, —posiblemente, cercana a la portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, Soraya Rodríguez— consiguió hacerse con el sector agrario, formar buen tándem con la eurodiputada popular Esther Herranz y así defender los intereses de España en las negociaciones de la PAC para 2014-2020.

Con seguridad, García se dio cuenta de la importancia de Agricultura en la Unión Europea (la PAC supone un tercio del presupuesto total) y por ello me dicen que se ha quedado con mal sabor de boca a pesar de que, actualmente, preside la Comisión de Derechos de la Mujer e Igualdad de Género y forma parte de la de Medio Ambiente, Salud Pública y Seguridad Alimentaria y de la Conferencia de Presidentes de la Comisión.

La alargada sombra del PSOE de Andalucía llega al Parlamento Europeo

Clara Aguilera sujeta unos plátanos.

Ahora es la andaluza Clara Aguilera la principal voz de los socialistas españoles en la Comisión de Agricultura de la Eurocámara. Ex gerente de FAECA Granada, ex diputada del Parlamento de Andalucía y ex consejera de Agricultura, esta política —que cuando está en confianza confiesa su alma de actriz hollywoodiense— conoce profusamente el sector agrario andaluz y por ende, gran parte del español.

¿Será capaz de conformar equipo con la veterana popular Esther Herranz en defensa de los intereses españoles? Y, por otra parte, ¿le pedirá consejo a la que fuera secretaria general en su Consejería, Maria Isabel Salinas, que la precedió en dicho cargo comunitario entre 2004 y 2007?

Junto a Aguilera, los otros españoles que forman parte en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural son Esther Herranz —eurodiputada desde 2002— y una de las más populares para el agro español, y dos más desconocidos: el valenciano Jordi Sebastià de Compromis (Los Verdes/Alianza Libre Europea) y la gallega Lidia Senra Rodríguez de Alternativa galega de esquerda en Europa (Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica).

Pero si entre los titulares de la Comisión de Agricultura hay de todo, todavía resulta más curioso conocer a los suplentes. Entre ellos, la también veterana eurodiputada del PP Pilar Ayuso, la mencionada Iratxe García, el vicepresidente del Parlamento Europeo y ex barón popular, Ramón Luis Valcárcel y la gran expectación política de los últimos meses: Pablo Iglesias.  

Junto a ellos, se mantienen algunos relevantes eurodiputados del agro de la anterior legislatura como el francés Michel Dantin, el italiano Paolo de Castro, los alemanes Albert Dess y Martin Häusling, el británico James Nicholson y el francés José Bové, agricultor ecológico que el destino le hizo pasar de incendiar McDonalds (como rechazo al imperialismo de las multinacionales) a ser diputado europeo.

¡Ah!, un último apunte para finalizar este colorido recorrido de eurodiputados: el más longevo de todos, el griego Emmanouil Glezos, de 92 años, también está en el banquillo agrario… aunque juega de suplente. 

30/06/14
Opinion Lacriba.net

Elecciones agrarias… qué será, será (II)

Muchas son las dudas que plantea la nueva Ley que regula la representatividad de las organizaciones profesionales agrarias y que crea el Consejo Agrario aprobada el pasado 26 de junio por el Pleno del Congreso de los Diputados. La primera y más importante ya la he comentado en un artículo anterior titulado “Elecciones agrarias… qué será, será (I)”. A continuación, desgrano el resto.

Según describe el preámbulo de la nueva ley, actualmente existen “cambios relevantes en el sector agrario que hace más necesaria que nunca una interlocución eficaz con las OPAS”. ¿Qué cambios que no hubiera ya en 2009, cuando el mismo PP que ahora ha aprobado esta norma en solitario, entonces dio luz verde y por consenso a la Ley 10/2009 que ahora deroga, apoyando mantener el statu quo de las organizaciones profesionales agrarias?

Elecciones agrarias… qué será, será (II)

También en el preámbulo se afirma que “El motivo de la consulta no es elegir una lista de personas para ocupar los puestos de un órgano ejecutivo, sino determinar la representatividad de las organizaciones agrarias, […]. No se trata por tanto un proceso electoral, ni es directamente aplicable la normativa electoral, aunque se han adoptado para la consulta garantías similares a las obligatorias en las elecciones generales”. ¿En qué quedamos?

Y sigue: respecto a la composición del Consejo Agrario afirma que “En la relación de personas existirá un equilibrio entre varones y mujeres”. ¿Cuántas mujeres deberán incorporar todas las organizaciones agrarias en sus cúpulas para poder llegar a esta igualdad de géneros?

En cuanto a qué se entiende como organizaciones profesionales agrarias más representativas, el texto legal asegura que son ” las que obtengan, al menos, un quince por ciento de los votos válidos emitidos en la consulta en todo el Estado y, además, en seis comunidades autónomas, al menos un cinco por ciento de los votos válidos emitidos en la consulta en cada una de ellas”. ¿La Unión de Uniones (la organización agraria que más ganaría con este proceso y cuya fuerza se atesora, principalmente, en la Unió de Pagesos, la ULLIR y la UCCL) podrá conseguir al menos ese cinco por ciento en seis comunidades autónomas? 

Respecto a la organización de la consulta, se afirma que “Las mesas estarán formadas por el número de urnas que sean necesarias con un máximo de 500 votantes”. Según esto, comarcas despobladas como la de Sierra de Albarracín (Teruel) o Pinares (Soria) no tendrán derecho ni a tener una mesa electoral en todo su territorio. ¿Así se garantiza que la consulta sea democrática? ¿Este sistema garantiza un voto que de por sí, ya cuesta mucho movilizar?

Y por si esto fuera poco, la disposición adicional cuarta añade que “El Gobierno, en el plazo de seis meses, realizará un estudio para determinar la necesidad y conveniencia de promover una consulta para determinar la representatividad de las organizaciones de mujeres rurales“. Puestos ya, ¿por qué no se estudia también medir la representatividad de las dos redes de desarrollo rural que tenemos en España? ¿O las de las diversas interprofesionales del vino?

Cuando en abril de 1997 comencé a conocer los entresijos y la importancia de las organizaciones profesionales agrarias recuerdo que me indignaba no saber cuál era el peso que tenían cada una de ellas y que ni ellas mismas quisieran saber quién era quién. Reconozco que con el tiempo, me acostumbré al “statu quo” establecido, de manera que, sinceramente, creo que los costes económicos y emocionales que conllevan este tipo de procesos habría que dejarlos para más adelante.

Así lo conté en este artículo “Elecciones agrarias: democracia para el campo VS el desquite de Cañete”, postura con la que no coincidieron más de uno. En este mismo artículo también hice hincapié en que el actual Comité Agrario, al igual que el futuro Consejo Asesor Agrario son dos órganos meramente consultivos, es decir, que tendrán voz, pero apenas influencia en el devenir del sector agroalimentario.

Definitivamente, sí, a mí también me gustaría dejar de lado las intuiciones representativas y saber cuál es la verdadera representatividad de ASAJA, COAG, UPA y Unión de Uniones. Pero ya que, según parece, nos pondremos a ello ¿no se podría haber hecho mejor?

29/06/14
Opinion Lacriba.net

Elecciones agrarias… qué será, será? (I)

El pasado 26 de junio el Pleno del Congreso de los Diputados dio luz verde a la Ley que regula la representatividad de las organizaciones profesionales agrarias y que crea el Consejo Asesor Agrario. Con toda probabilidad, la iniciativa fuera votada, por su propio mentor, el ex ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, quien ahora (a la espera de ser europarlamentario) es diputado “raso” en el Congreso de España. 

El proyecto liderado por el Magrama, tras su paso por las Cortes Españolas (Congreso y Senado), presenta algún apunte importante, como la disposición adicional quinta que establece que “La primera consulta se convocará en el plazo de dieciocho meses desde la entrada en vigor de la presente Ley”. Es decir, si la ley entra en vigor a mediados de julio, las primeras elecciones agrarias de nuestro país se tienen que celebrar en enero de 2016, justo después de los próximos comicios nacionales.

elecciones agrarias... qué será, será?

Por esta razón de tiempos electorales y alguna otra cuestión más, el periodista agroalimentario de El País, Vidal Maté, tituló hace más de un mes que “Tejerina se plantea postergar la convocatoria de las elecciones agrarias”. Con toda seguridad las fuentes de las que manan este artículo son ciertas y están contrastadas, pero, personalmente, me llamó la atención el giro que asegura que ha dado la ministra, quien, cuando era secretaria general me demostró que estaba tan convencida como quien después fue su mentor, Arias Cañete, en que estos comicios son muy necesarios.

Seguramente, este artículo de Maté dio aire a muchos e inquietó considerablemente a otros menos, sobre todo a los de la Unión de Uniones, quienes el 18 de junio, tras la reunión que mantuvieron con Isabel García Tejerina emitieron una nota de prensa titulada:  “La ministra se compromete con la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos a convocar elecciones agrarias en menos de 18 meses”.

Y es que, como sabemos quienes conocemos algo este asunto, ésta es la organización profesional agraria que más tiene que ganar y menos que perder en estos primeros comicios, puesto que actualmente está fuera de las mesas de negociación y del actual Comité Asesor Agrario sin ninguna posibilidad de acceder a ellos a no ser que se cambiara la ley.

La nueva normativa —con la que precisamente se derogará la Ley 10/2009, de Elena Espinosa de creación de órganos consultivos del Estado en el ámbito agroalimentario y de determinación de las bases de representación de las organizaciones profesionales agrarias— apenas convence a nadie. Ni a UPA (que ha apuntado que estudiará un recurso contra la Ley ante el Tribunal Constitucional o los tribunales europeos); ni a COAG, quien ya demostró su descontento; ni a ASAJA, cuya organización nacional no hace declaraciones y deja que sean destacados líderes autonómicos los que muestren su malestar con la nueva norma.

¿Cuándo se celebrarán lo que algunos llaman las “primeras elecciones libres” al campo? ¿Tras las autonómicas de la primavera que viene o después de las nacionales, aún con riesgo de tener un Gobierno de otro color en Moncloa?

Pero esta no es la única duda que me plantea la nueva Ley, por lo que este artículo se merece una segunda parte.